La “narcopolítica” no debe apoderarse del país: César Duarte

Al inaugurar el X Congreso Nacional de Amparo en Chihuahua, el gobernador se solidarizó con los normalistas de Ayotzinapa y se pronunció por "gran acuerdo nacional de seguridad".
El gobernador,  César Duarte, dijo que “Chihuahua asume una responsabilidad histórica en la transformación del marco jurídico con respeto a los derechos fundamentales”.
El gobernador, César Duarte, dijo que “Chihuahua asume una responsabilidad histórica en la transformación del marco jurídico con respeto a los derechos fundamentales”. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

Mientras siguen las protestas en Chihuahua para exigen el esclarecimiento de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el gobernador César Duarte Jáquez, se solidarizó con los manifestantes y advirtió que la "narcopolítica" no debe apoderarse del país.

"Coincido con ellos, el dolor de la sociedad y la preocupación de la comunidad internacional nos dan la magnitud de un problema que no puede volver a suceder", sostuvo el mandatario tras inaugurar el X Congreso Nacional de Amparo en esta capital.

"Es tiempo en México que a partir de esta tragedia que tanto nos lastima y la incertidumbre del qué pasó con ellos, de exigir que todos pongamos de nuestra parte para que hechos como estos no vuelvan a suceder", dijo durante la entrevista que ofreció a los medios.

Al solidarizarse con las manifestaciones de estudiantes que se realizan en esta capital y en varios municipios del estado, el gobernador se pronunció por un "gran acuerdo nacional de seguridad" para que los mexicanos valoremos la cultura de la legalidad como la más eficaz estrategia que puede llevarnos a una convivencia pacífica.

"La narcopolítica no puede conducir ni apropiarse de ninguna institución gubernamental en nuestro país. Tenemos que separarla, tenemos que evitar que el riesgo por la integridad de las personas vuelva a suceder, ante una verdadera y feroz imagen que genera la actividad del narcotráfico cuando se involucra en la política", consideró.

En este sentido enfatizó que el presidente Enrique Peña Nieto logró –cuando parecía imposible-, un pacto económico y social para transformar el país:

"A mí me parece que un pacto en materia de seguridad y un planteamiento que vaya mucho más allá de los alcances que se hayan establecido en estrategias de seguridad, nos deben llevar a que los mexicanos valoremos que la cultura de la legalidad es la única capaz de llevarnos a una convivencia pacífica", reiteró.

Sin mencionar el nombre del ex alcalde de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca, Duarte exhortó a los chihuahuenses a permanecer unidos para que el "fenómeno de la política" controlada por la delincuencia organizada no vuelva a suceder, a partir de esta tragedia que tanto nos lastima", expresó.

Al tiempo en que se mantienen activas las protestas en Parral, Delicias, Nuevo Casas Grandes, Ciudad Juárez, Camargo, Cuauhtémoc, entre otros puntos, en esta capital, alumnos de la Normal Superior del Estado tomaron las instalaciones para exigir la "aparición" de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

A la protesta también se sumaron los estudiantes de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua, donde desde este miércoles suspendieron sus actividades para protestar por los hechos ocurridos en aquel municipio que era gobernado por José Luis Abarca.

Finalmente, un grupo de braceros se manifestaron en el exterior del Palacio de Gobierno para condenar la desaparición de los normalistas, lo cual evidencia la ineptitud del Estado Mexicano.

Este hecho es signo de horror e indignación: El país no puede soportar instituciones corruptas que solapen estos hechos, apuntaron.