Denuncian impunidad en 23 crímenes de odio en Oaxaca

Organizaciones de diversidad sexual marcharon ayer para exigir una reforma al Código Civil del estado para permitir el matrimonio homosexual.
Los 'muxes' son una figura folclórica de Oaxaca, hombres que se visten de mujeres.
Los 'muxes' son una figura folclórica de Oaxaca, hombres que se visten de mujeres. (Oscar Rodríguez)

Oaxaca

Integrantes de diferentes organizaciones de la diversidad  marcharon en la ciudad de Oaxaca y denunciaron que existe impunidad en unos 23 crímenes  de odio y exigieron  que se promulgue que permita el castigo a quienes discriminan a personas con diferentes preferencias sexuales. 

También reclamaron que se hagan adecuaciones al Código Civil para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo ya que las únicas 6 parejas que se han casado lo han hecho mediante amparo.

La dirigente de la asociación civil Conquistando Corazones, Melisa Boiseauneau, criticó la “actitud indiferente”, de las instituciones encargadas de procurar y administrar justicia, por que han sido cómplices de graves violaciones a los derechos humanos.

Mencionó que hay “actitud de invisibilización institucional hacia la diversidad sexual y de género que se traduce con la impunidad a quienes han cometido asesinatos por odio en Oaxaca”.

También advirtió se puede percibir en la ausencia de un registro oficial sobre los homicidios en contra de personas de la diversidad sexual que son minimizados por versar en crímenes pasionales.

La magna movilización denominada “Las calles son nuestras, los derechos también” partió de la fuente de las Ocho Regiones al Zócalo, y exigieron al gobernador Gabino Cué que “cesen los ataques de grupos religiosos y la violencia física extrema de odio por fobia a las diversas expresiones de la sexualidad y género y exigieron además leyes más justas que incluyan a los grupos de la disidencia sexo-genérica: matrimonio igualitario y la adopción homoparental”.

Dejaron claro que “la falta de voluntad política queda en evidencia cuando a seis meses de las sentencias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en materia de matrimonio igualitario subsiste la discriminación que se dejó al descubierto en la legislación civil”.

Los grupos destacaron que la Encuesta Nacional para Prevenir la Discriminación (Enadis-2010) reveló que cuatro de cada 10 mexicanos no están dispuestos a permitir que en su casa vivan personas homosexuales o lesbianas, y el 52% de los integrantes de la diversidad sexual considera que su principal problema es la discriminación en su contra.

La misma encuesta menciona que en Oaxaca cerca de 42.5% de la población rechaza la sola idea de que alguien con una orientación sexual diferente a la heterosexual viva en su casa, pero en contraste solo 27% se opone a las bodas gay.