Turnan a Comisión Instructora desafuero contra edil de Iguala

Bajo el resguardo de la policía estatal inició la sesión con apenas 26 diputados locales para evitar el ingreso de normalistas de Ayotzinapa.
En la sesión de hoy, el diputado local del PRI, Héctor Astudillo Flores, solicitó que las investigaciones entorno al caso Iguala lleguen hasta sus últimas consecuencias.
En la sesión de hoy, el diputado local del PRI, Héctor Astudillo Flores, solicitó que las investigaciones entorno al caso Iguala lleguen hasta sus últimas consecuencias. (Rogelio Agustín Esteban )

Chilpancingo

La Mesa Directiva del Congreso local turnó a la Comisión Instructora el juicio de procedencia solicitado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) contra el alcalde de Iguala, sobre quien pesa una orden de detención a partir del asesinato de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y jugadores del equipo de futbol Los Avispones.

La Comisión Instructora está encabezada por el diputado local del PRI Omar Jalil Flores Majúl, quien anticipó que el próximo jueves se podría emitir un dictamen en funciones de Comisión de Examen Previo, mismo que determinaría si el juicio queda instalado o se rechaza.

En la sesión de Pleno convocada para las 11:00 horas del martes 7 de octubre hubo 36 de los 46 diputados que integran al Poder Legislativo de Guerrero, ellos sesionaron bajo resguardo policíaco, en un inmueble que todavía tiene los ventanales de sus accesos principales destruidos, a partir de una manifestación de estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos.

En el arranque de la sesión, la Mesa Directiva dio lectura a la petición entregada por el vicefiscal Víctor Jorge León Maldonado, quien solicitó que inicie el juicio de procedencia para el desafuero del alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velásquez.

El asunto se turnó a la Comisión Instructora, que la tarde del mismo martes se reunió con el vicefiscal promotor del juicio.

Al término de dicha reunión, el presidente de la comisión encargada de desahogar el juicio, Omar Jalil Flores Majúl anticipó que el próximo jueves 9 de octubre se determinará si el juicio procede o no.

Explicó que el procedimiento es el siguiente: Se radica el expediente en un término de tres días a partir de la instalación del juicio, después hay un plazo de diez días para establecer la garantía de audiencia, si el alcalde con licencia no se presenta para defenderse, la instructora se erigirá en Jurado de Sentencia para establecer si hay lugar para el desafuero.

En caso de que el alcalde Abarca Velásquez decida emprende su defensa, el juicio puede prolongarse por lo menos durante dos meses.

Jalil Flores Majúl señaló que el Congreso debe respetar los términos legales y no actuar de manera apresurada, de lo contrario pueden perder el caso en una instancia superior.