Juez exonera de cargos a edil por expulsar Mando Único

Consideró que la Fiscalía del estado no presentó argumentos suficientes para comprobar sus señalamientos contra el alcalde Enrique Alonso, 2 regidores, 2 colaboradores cercanos al presidente ...

Morelos

Un juez oral del estado, determinó no vincular a proceso penal al presidente municipal de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia y a otras cinco personas, por los delitos contra la administración pública, despojo y abuso de autoridad, luego de expulsar en enero pasado al Mando Único policiaco decretado por el gobernador, Graco Ramírez como la estrategia policiaca más adecuada para enfrentar al crimen en 15 municipios.

Al realizarse este fin de semana, en el municipio de Jojutla, la denominada audiencia de vinculación a proceso, que en caso de haber sido desfavorable para los acusados, podría haberlos enviado a prisión, el juez de la causa consideró que la Fiscalía General del estado (FGE) no presentó los argumentos suficientes para comprobar sus señalamientos contra Alonso, dos regidores, dos colaboradores cercanos al alcalde y un ciudadano.

En entrevista, Enrique Alonso Plascencia, dijo que "ahora es necesario esperar a la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en el tema del Mando Único.. y si la resolución es que el Mando Único se quede, nosotros lo acataremos; y si es el contrario, pues ya estaríamos viendo", manifestó el munícipe sobre la controversia constitucional que ingresó ante el máximo tribunal de justicia del país tras la llegada de dicha estrategia policiaca a través de un decreto gubernamental.

El pasado 19 de enero, Alonso, acompañado por más de mil 500 personas, los regidores Eder Alan Campos Domínguez y Pedro Aragón Machaca, así como la secretaria municipal, Paola Esther Chávez Ramírez, acudieron al módulo de seguridad municipal, y expulsaron a los representantes del Mando Único en el municipio.

Al llegar al lugar, Alonso le anunció a los representantes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) que en ese momento tomaba posesión de las instalaciones y llamó a los policías locales a sumarse a sus indicaciones o renunciar.

El hecho no generó ninguna situación de violencia, pero exacerbó la confrontación política entre Alonso y el gobernador del estado, Graco Ramírez, quien unos días antes había decretado la llegada de la estrategia policiaca estatal a 15 municipios, incluyendo Tlaquiltenango.

El gobierno del estado de Morelos denunció al alcalde y a cinco personas más por su relación en la expulsión del Mando Único policiaco del municipio de Tlaquiltenango, en enero pasado, y los llevó a los tribunales.

Además de los señalamientos contra Alonso por su supuesta vinculación con el crimen organizado, desde el Palacio de Gobierno se emplazó a Alonso a esperar la denuncia correspondiente, así como su sometimiento a un juicio de carácter penal, mismo que inició con una audiencia de formulación de imputación donde Alonso y las otras personas salieron señalados por los delitos que en esta nueva audiencia, les fueron extirpados.

Al término de la audiencia referida, Alonso y sus colaboradores se abrazaron y felicitaron por obtener el triunfo jurídico frente a las acusaciones del gobierno del estado, y consideraron dejar para un análisis posterior la posibilidad jurídica de emplazar al gobernador del estado, Graco Ramírez a denuncias de tipo civil y hasta penal por daños a la moral y reparación del daño.

¡Quedamos absueltos!, gritó Alonso Plascencia al salir de la Ciudad Judicial, donde este domingo se reunieron cientos de habitantes de Tlaquiltenango, quienes se oponen a que opere en su municipio el Mando Único por los abusos y violaciones que, aseguran, han cometido los agentes de ese sistema en su contra.

Durante la audiencia, el juez de la causa consideró que no había elementos suficientes aportados por la FGE para considerar que el munícipe había incurrido en el delito de despojo, toda vez que las instalaciones donde se alojaba el Mando Único, son propiedad del Ayuntamiento.

Por el lado de incumplimiento de funciones y abuso de autoridad, Alonso y sus colaboradores no fueron vinculados.