Juez llama a audiencia sobre caso Tajamar

Una activista del movimiento Salvemos el manglar Tajamar urgió al gobierno de la alcaldía de Benito Juárez, Quintana Roo, a rescatar a los animales que sobrevivieron al relleno de la zona.
Solicitan salvar especies.
Solicitan salvar especies. (Elizabeth Ruiz/Cuartoscuro)

Cancún y México

El juez segundo de distrito con sede en Quintana Roo convocó a una audiencia incidental sobre el caso del malecón Tajamar, ubicado en el municipio de Benito Juárez, en la que escuchará a los presuntos afectados, autoridades ambientales y constructores exponer sus razones. El resultado influirá para una eventual suspensión definitiva de las obras o que el actual amparo sea sobreseído y éstas continúen.

El juez Gerardo Vázquez Morales fijó la primera audiencia para el próximo martes 26 de enero y anunció que se prevé que el 18 de febrero se realice la audiencia constitucional en la que el juzgador emitirá una sentencia definitiva.

Además, organizaciones ambientalistas promotoras de la defensa del manglar demandaron a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) revocar la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental aprobada en 2005 a proyectos del Fondo Nacional de Fomento al Turismo en el malecón Tajamar de Cancún.

"Los constructores no cumplieron las condiciones impuestas a su propia manifestación, por lo cual fue imposible frenar el daño al ambiente que el proyecto genera, el cual ha sido verificado por la propia Semarnat y la Procuraduría Federal de Protección Ambiental", señalan en un comunicado los demandantes, entre los cuales aparecen Visión Animal y Mundo Animalista, entre otras.

Piden rescatar animales

Araceli Domínguez, activista del movimiento Salvemos el manglar Tajamar, urgió al gobierno de la alcaldía de Benito Juárez, Quintana Roo, a rescatar a los animales que sobrevivieron al relleno de la zona, pues el área huele a putrefacción por los cadáveres de las especies que fueron sepultadas.

Enlistó que ahí habitan cocodrilos, boas, serpientes, sapos, peces, aves, iguanas, y ardillas.

Además, llamó a la Profepa y al Fonatur a resolver el problema para frenar el ecocidio.