Promueve Vázquez Mota la lectura

La ex candidata del PAN a la presidencia presentó su libro “Cuando los hijos mandan” en Mérida.
Josefina Vázquez promueve su libro "Cuando los hijos mandan".
Josefina Vázquez promueve su libro "Cuando los hijos mandan". (Daniel Barquet)

Mérida

Menos política y más promotora de la lectura en el país, así considera Josefina Vázquez Mota su aportación al México actual, para lo cual coordinó miradas distintas y experiencias de diferentes autores para la edición del libro “Cuando los hijos mandan”, en el que se plantea una toma de conciencia de que la primera escuela de impunidad o responsabilidad está en el hogar.

La ex candidata a la presidencia de la República y ex titular de la SEP subrayó que, a partir del ámbito familiar, “sí hay acciones que transforman el entorno de nuestra propia vida y de otras vidas, y también estaremos asumiendo lo que nos toca hacer a cada uno y dejaremos de decir ‘que lo haga la escuela o que lo hagan los abuelos o que lo haga el gobierno’; y en este momento me parece que estaremos en mejor condición de construir un mejor México”.

El volumen, presentado en Mérida, cuenta con un prólogo del ex secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, Manuel Mondragón y Kalb, introducción de la propia compiladora y textos de Fernando de la Torre, Julia Borbolla, Mariana Dibelle, Carlo Clerico, Arnoldo Kraus y Laura A. Peralta, del centro Remembranza.

“Es en las familias donde se construye o se destruye México, ese es el principio y fin, ahí es donde todo comienza y ahí es donde todo termina”, afirmó la también ex titular de Sedesol.

El planteamiento general del libro, abundó, radica en la idea de que cada hogar  es un pequeño país con sus leyes o sin ellas, con autoridad o respuestas que atropellan, con relaciones armoniosas o de confrontación permanente, con prácticas honestas o de simulación,  con consecuencias y límites, o con impunidad.

En ese sentido, reconoció que el reto más grande que enfrentamos como nación es el de la desigualdad.

“Cuando vemos estas tierras, esta riqueza, este talento, esta capacidad de nuestra gente, nos damos cuenta que tenemos un andamiaje de terrible injusticia y desigualdad. Creo que si en las familias vamos enseñando el valor del mérito, del esfuerzo, del trabajo, y que comportarse de esa manera tiene buenas consecuencias, vamos a revertir este andamiaje de frivolidad y corrupción”,  apuntó y concluyó señalando que el país se construye o se destruye desde la familia.