Proyectil lanzado por policías causó muerte de menor en Puebla: CNDH

El ombudsman nacional, Raúl Plascencia, dijo que en la manifestación de Chalchihuapan hubo un uso indebido de la fuerza por parte de las autoridades.
El presidente de la CNDH.
El presidente de la CNDH. (@Cencos)

Ciudad de México

La lesión que causó la muerte del menor José Luis Alberto Tehuatlie durante una manifestación en San Bernardino Chalchihuapan, Puebla, no fue por un cohetón, sino por alguno de los proyectiles usados por policías, determinó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Durante la presentación de la Recomendación sobre Violaciones Graves a Derechos Humanos en caso Chalchihuapan, el ombudsman nacional, Raúl Plascencia, afirmó que en el operativo realizado el 9 de julio en San Bernardino se utilizó un excesivo uso de fuerza pública.

Agregó que el responsable del actuar de los elementos y a la falta de capacitación es el secretario de Seguridad Pública estatal Facundo Rosas y no el gobernador de la entidad, Rafael Moreno Valle.

Consideró que el caso evidencia violaciones al derecho a la vida, libertad de reunión, a la seguridad e integridad personal.

"No se justifica el uso indebido de la fuerza por parte de las autoridades encargadas de cumplir y hacer cumplir la ley.

"El empleo de la fuerza pública siempre debe ser el último recurso", dijo Raúl Plascencia.

Asimismo destacó que este caso ha estado rodeado de impunidad por lo que solicitó a las autoridades estatales cree una fiscalía especial para que se investigue a fondo no solo a los elementos que participaron en el operativo sino también a los habitantes de Chalchihuapan porque existen indicios de que algunos cometieron delitos y al respecto no se ha investigado a nadie.

En la recomendación se destaca que los responsables de la muerte del niño de 13 años de edad no son los 426 elementos que participaron en el operativo, solo se investigará a 32 quienes portaban lanzadores, de estos 20 escopeteros y 12 granaderos.

Y descartó que este caso sea atraído por la PGR porque eso solo es facultad del procurador, Jesús Murillo Karam, lo considere.

El gobernador de Puebla tiene 15 días hábiles para aceptar la recomendación y otros 15 para presentar pruebas de que se cumpla.

El 9 de julio, habitantes de Chalchihuapan cerraron la autopista Puebla- Atlixco para pedir el regreso del servicio del registro civil a las juntas auxiliares. Los granaderos iniciaron el desalojo, lo que desató un enfrentamiento, en el menor resultó lesionado.

El 18 de julio, los médicos le diagnosticaron muerte cerebral. Los pobladores acusaron a la policía estatal de disparar balas de goma y que una de ellas había impactado contra la cabeza del niño.

El 30 de julio, el procurador del estado, Víctor Carrancá, informó que José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, de 13 años, murió por la lesión causada por la onda expansiva de un cohetón de un grupo distinto a la policía estatal y a los manifestantes.

Dijo que detectaron que hubo un tercer grupo violento que aventó piedras, cohetones y bombas molotov.