Funcionarios de Iguala buscan amparo por posibles detenciones

Los secretarios de Desarrollo Urbano y Gobierno, José Luis Díaz Milanecio y  Humberto Villalobos Domínguez, depositaron una fianza de 30 mil pesos.  

Cuernavaca

Itegrantes de lo que fuera el gabinete de José Luis Abarca, ex presidente municipal de Iguala y prófugo de la justicia, así como parte del Cabildo de ese ayuntamiento, solicitaron la protección de la justicia federal en Morelos para evitar ser  arraigados, detenidos, presentados o buscados por las autoridades que indagan el vínculo de este gobierno municipal con el crimen organizado.

Algunos de los funcionarios y representantes populares depositaron entre 10 y 30 mil pesos cada uno como fianza en los juzgados.

En el Juzgado Octavo de Distrito, los secretarios de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, José Luis Díaz Milanecio; Humberto Villalobos Domínguez , secretario de Gobierno municipal, y María Eva Salmerón, secretaria de Administración y Finanzas, solicitaron un amparo y entregaron una fianza de 30 mil pesos.  En este mismo juzgado, también está la solicitud de amparo de Valentin Amador Ocampo, regidor de Hacienda Municipal. 

Según la información obtenida, en este "paquete jurídico" también está incluido el Director Jurídico municipal, Mauro Valdez Castro, quien fue el que directamente realizó la intervención legal a favor de sus compañeros funcionarios, que junto con él, compondrían el primer círculo económico y político del edil prófugo.

De la misma forma, en el Juzgado Tercero de Distrito, se interpusieron más solicitudes de amparo   a favor de las Regidoras de Derechos Humanos y de Educación, Juana Álvarez Martínez y María Soledad Mastache Hernández, respectivamente; en este mismo juzgado está la solicitud de Gilberto Salgado López, titular del Registro Civil del municipio de Iguala.

Según abogados consultados, la solicitud de amparo no les da la protección de forma definitiva, ya que primero deben agotarse algunos momentos procesales para saber si ésta es definitiva o no. Mientras tanto, el juzgador, les otorga la suspensión provisional de los actos reclamados, en lo que revisa el caso de cada quien, de persistir las presuntas afectaciones -sin motivo- a sus garantías individuales, la suspensión sería definitiva.

Las fuentes consultadas refirieron que las solicitudes de amparo puede continuar, en tanto que las actuales nueve, fueron realizadas durante la semana que culmina.