Jornaleros denuncian irregularidades en acuerdo

Los campesinos de San Quintín explicaron que en la redacción del último acuerdo con autoridades gubernamentales, se incluyó una cláusula que impediría el aumento salarial y el pago de vacaciones.
Valle de San Quintín.
Valle de San Quintín. (Jorge Carballo/Archivo)

Baja California

La denuncia de supuestas irregularidades en la redacción de la última minuta que firmaron la mayoría de los representantes de los jornaleros agrícolas hecha por los líderes de la Alianza de Organizaciones Nacionales, Estatal y Municipal para la Justicia Social para los Derechos de los Trabajadores del Campo de San Quintín, ponen en duda el acuerdo salarial pactado recientemente.

En una reunión que sostuvieron el pasado 4 de junio los voceros de la citada Alianza con autoridades municipales y estatales, en la cual estuvo presente Enrique Miranda, llegaron a un acuerdo salarial dividido en tres categorías según las capacidades económicas de las empresas, con el pago de salarios que van de los 180 a los 165 y 150 pesos respectivamente.

Sin embargo este fin de semana los voceros de la Alianza de Organizaciones Nacionales, Estatales y Municipales para la Justicia Social para los Derechos de los Trabajadores del Campo de San Quintín, externaron que Justino Herrera, uno de los voceros, se percató que hubo cambios en la redacción de la minuta final de los acuerdos pactados entre los líderes de los jornaleros agrícolas de San Quintín y representantes de los tres niveles, por lo que se negó a firmar el documento de referencia.

Recordaron que en la penúltima minuta que se leyó y en la cual se estuvo de acuerdo en ser firmada por todos los miembros de la alianza, no tenía la redacción el término de "Salario Integrado", el cual se integró en el último documento que se dispuso a firmar.

Explicaron que ese cambio en el acuerdo no respetaría lo que se está buscando para los trabajadores del campo, dejando atrás el pago de días festivos, vacaciones, horas extras, antigüedad y aguinaldo, entre otros.

Mencionaron que desconocen quién fue la persona que redactó el acuerdo final; no pueden reconocer la intervención de una figura federal y tampoco saben cómo llegó al lugar el acuerdo redactado y listo para firmar.

Hicieron un exhorto a las dependencias como la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a la Secretaría de Gobernación para que revisen esa parte del acuerdo, tomando como base que se están violando los derechos de los trabajadores del campo.

Por su parte, Fermín Salazar, uno de los voceros de la referida alianza indicó que seguirán en su lucha por eliminar ese término y conseguir el salario de 180 pesos base, aparte de las prestaciones anteriormente pactadas.

Añadió que por ahora esperarán a que se cumplan los 15 días hábiles para revisar los acuerdos pactados en la última reunión que tuvo lugar el 4 de junio y, de no ser así, llevarán este tema a la mesa de reunión que tendrá lugar en la primer semana de julio próximo.