Jornaleros del país ganan menos de 200 pesos al día

Recolectores que llegan a San Quintín piden un sueldo de 300 pesos por laborar ocho horas en campos agrícolas; autoridades y empresarios ofrecen $100 por debajo de su demanda.
Los recolectores dejan su lugar de origen en busca de un empleo.
Los recolectores dejan su lugar de origen en busca de un empleo. (Alejandro Zepeda/EFE)

México

Los bajos salarios que denuncian los jornaleros en el valle de San Quintín, así como las precarias condiciones laborales no son un caso aislado en México. De acuerdo con las cifras de la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo se trata de una constante.

Actualmente, de los más de 6 millones 500 mil mexicanos que trabajan en la agricultura, ganadería, pesca y actividades forestales, poco más de 89 por ciento percibe menos de 200 pesos por día, cantidad que los trabajadores de este municipio de Baja California demandan hoy como salario base.

Además, perciben entre 120 y 130 pesos diarios, situación que en marzo pasado derivó en el estallido de un conflicto y protestas que terminaron en enfrentamientos, actos vandálicos y posteriores detenciones.

Entonces, la primera exigencia de los jornaleros hacia autoridades federales y estatales, así como patronales, era que el sueldo por trabajar ocho horas en los ranchos agrícolas fuera de 300 pesos.

"Estamos proponiendo que sea un salario mínimo estatal, equivalente a 4.5 de salario mínimo en Baja California, debido a que lo venimos recibiendo desde hace 15 años, pero a qué costoy sacrificio", enfatizó Fidel Sánchez, líder de la Alianza de Organizaciones por la Justicia Social.

Tras meses de negociaciones acordaron que 200 pesos fuera el monto a percibir. En estas mesas de diálogo, los patrones están proponiendo solamente pagar 15 por ciento, mientras que el gobierno federal ofreció subsidiar sueldos para los trabajadores pagar la diferencia y llegar a 200 pesos.

Como parte de estos 13 acuerdos, también se logró la incorporación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de estos trabajadores del campo en BC.

En este rubro, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 94 por ciento de quienes laboran en el llamado sector primario, es decir, alrededor de 6 millones 100 mil personas, carece de acceso a instituciones de salud.

"Si yo me enfermo a las 10 de la noche o a la 1 de la madrugada no puedo conseguir el famoso pase para que me atiendan en el IMSS", subrayó el líder jornalero.

Al respecto, la Coordinación Nacional del Congreso Agrario Permanente calificó de "dudoso" el acuerdo de 13 puntos ofrecido a los jornaleros agrícolas del valle de San Quintín, en el que destaca la incorporación a la seguridad social, así como el tema salarial.

"Estaríamos hablando de 50 pesos por persona y si son 80 mil trabajadores, son casi 5 millones de pesos mensuales en momentos en los que el gobierno federal habla de recortes presupuestales cuando la obligación patronal es de quien contrata como es el tema de pagar salarios", consideró Humberto Serrano, coordinador nacional del Congreso Agrario Permanente.

Raúl Pérez, secretario de Actas de esta cúpula agraria, aseveró que "no está clara" la afiliación al Seguro Social respecto a que estén registrados ante el IMSS donde los patrones cumplan con esa obligación y paguen la afiliación de cada uno de los jornaleros agrícolas o será el Seguro Popular.

"Qué dependencia los va aportar, de qué manera van a ir y se les va a entregar a cada uno de los jornaleros o se los van a dar al empresario porque, de ser así, dudamos que vayan a llegar completos", destacó.

Manifestación

Ayer, un grupo de simpatizantes de los jornaleros agrícolas del valle de San Quintín se manifestó en las inmediaciones de la garita de San Isidro, California, Estados Unidos.

Durante la protesta anunciaron que realizarán un boicot para que la fresa que llega a la Unión Americana procedente de San Quintín no sea vendida consumida.

Los manifestantes, quienes portaban pancartas con mensajes en inglés, entre los que destacaban leyendas pidiendo un alto al trabajo laboral infantil en los campos agrícolas de este punto de Baja California.

Además, esposas de los 14 jornaleros presos exigen liberación de sus esposos que aún permanecen en el Centro de Readaptación Social de Ensenada, acusados del delito de robo calificado, por el que están sujetos a proceso penal y sin derecho a fianza.
_____
Con información de Bernardo Cisneros