El caso en EU contra el ex tesorero de Coahuila

Javier Villarreal enfrenta junto con el ex gobernador Jorge Torres cargos en dos cortes de Texas por lavado de dinero, malversación de fondos públicos y fraude.
Javier Villarreal se entregó el miércoles.
Javier Villarreal se entregó el miércoles. (Jerry Lara/San Antonio Express-News)

Ciudad de México

Héctor Javier Villarreal Hernández, ex tesorero de Coahuila, se encuentra en custodia de las autoridades de Estados Unidos luego de que se entregó en El Paso, Texas, y compareció ante un juez federal para enfrentar cargos por lavado de dinero.

Villarreal Hernández, quien estuvo prófugo de la justicia durante dos años, enfrenta cargos en dos cortes de Texas por realizar transacciones financieras relacionadas con actividades ilícitas, sobornos a funcionarios estadunidenses, malversación de fondos públicos y fraude.

Las denuncias presentadas en su contra en Estados Unidos refieren que Villarreal Hernández cometió dichos delitos entre 2008 y 2011, cuando fue titular de la Secretaría de Finanzas del estado, que pasó a ser el Sistema de Administración Tributaria.

Se le acusa, junto con el ex gobernador interino de Coahuila, Jorge Torres López, de malversar más de 2 millones de dólares del erario de Coahuila a través de la solicitud de préstamos sobre el crédito del estado.

De acuerdo con la denuncia presentada contra ambos ex funcionarios el 20 de noviembre de 2013 en la Corte Federal del Distrito Sur del estado de Texas con sede en Corpus Christi, de la cual MILENIO tiene copia, el lavado de dinero se realizó a través de transferencias bancarias.

Presuntamente Villarreal transfirió dinero obtenido a crédito del estado de Coahuila con documentos falsos a una cuenta en el J.P. Morgan Chase of Bank en Brownsville, y de ahí a la cuenta 26-2673-031320del Banco NT Butterfield and Son Limited, en Bermuda.

La denuncia del 20 de noviembre refiere que en esa cuenta, y en otra en el Old Mutual Bermuda, Ltd., con número de contrato CX4011696, Villarreal tenía aproximadamente cinco millones de dólares.

En febrero del año pasado, autoridades estadunidenses le incautaron 2.3 millones de dólares, los cuales se presume fueron obtenidos mediante los préstamos solicitados por Villarreal a crédito del estado.

La denuncia contra Villarreal también investiga el presunto lavado de dinero mediante la compra de terrenos y propiedades en San Antonio y el Valle de Río Grande.

Por otro lado, en la Corte de Distrito Poniente de Texas, en San Antonio, se acusa a Villarreal Hernández de participar, entre 2008 y 2011, en una conspiración para lavar más de 10 mil dólares provenientes de la importación, venta y distribución de sustancias controladas, a través de transacciones bancarias fraudulentas.

Por lo que se refiere al ex gobernador Jorge Juan Torres López, la denuncia presentada en la corte de Corpus Christi señala que entre el 2 y 6 de febrero de 2008, realizó tres transacciones por 2,512,474,00 dólares, depositados en la cuenta xxxx8349 del J.P. Morgan Chase Bank.

Las acusaciones dan cuenta de que para la obtención de los préstamos y la realización de las posteriores transacciones, Villarreal Hernández y Torres López utilizaron documentos falsos que acreditaban la fuente de ingresos.

Las investigaciones en México iniciaron cuando se descubrió que Villarreal utilizó sellos falsos para adquirir un préstamo bancario.

En estas transacciones y la entrega de documentos falsos, ambos ex funcionarios utilizaron el Servicio Postal de los Estados Unidos, así como a un transportista interestatal privado y comercial.

De ser declarado culpable, Javier Villarreal podría recibir una condena de 20 años en una prisión federal.