Habrá mano firme para Michoacán: gobernador

Salvador Jara advirtió que no se tolerarán actos fuera de la ley, por lo que reiteró su compromiso por un ejercicio transparente. 
El gobernador de Michoacán.
El gobernador de Michoacán. (Twitter)

Morelia

El gobernador de Michoacán, Salvador Jara  garantizó que habrá mano firme en el timón en la conducción de la entidad durante los próximos 15 meses, a fin de dar certeza y advirtió que nada se dará al margen de la ley.

“Sin el Estado de Derecho ni cultura de la legalidad no habrá paz ni un desarrollo equitativo” remarcó el titular del ejecutivo ante el pleno de su gabinete, legisladores, funcionarios federales y empresarios al presentar las principales líneas operativas de su plan de gobierno.

Jara advirtió a sus colaboradores que este gobierno no tolerará actos fuera de la ley que puedan registrarse en la administración pública y reiteró su compromiso por un ejercicio transparente en el manejo de las finanzas estatales.

En ese contexto, recordó que para ello, se concretó el relevo institucional en la Contraloría del Estado, cuya autonomía técnica y legal se encuentra sin ataduras políticas, donde destacó el arribo de un perfil netamente ciudadano.

Reconoció que el estado atraviesa por una situación de vulnerabilidad financiera, producto de deficientes ejercicios administrativos del pasado y reconoció la urgencia de reactivar la inversión pública, donde se pueda iniciar proyectos de infraestructura y mejoramiento en las vías de comunicación de la entidad.

El mandatario presentó esta mañana su plan de gobierno, donde estableció el compromiso con el proceso de transición que vivirá Michoacán el próximo año, cuando se renueve el ejecutivo, legislativo y 113 ayuntamientos.

"Actuaremos con absoluta imparcialidad, sin intervenir en el despliegue social y político de la elección del próximo año", ofreció el jefe del ejecutivo estatal.

En este marco, el catedrático manifestó que el compromiso de su administración será el de sentar las bases y plataforma para el nuevo gobierno.

Jara Guerrero convocó a todos los actores políticos, sociales y empresariales a un diálogo franco, constructivo, que permita la reconciliación en la entidad.

Pidió que se supere la etapa de la confrontación, el encono sembrado y las heridas que dividieron a Michoacán.

Sostuvo que su administración trabajará por la recuperación de la paz, de una vida más próspera para los michoacanos, libre de violencia y desorden, sin socavar la crítica constructiva.