REPORTAJE | POR PEDRO DOMÍNGUEZ

Japoneses hacen de Guanajuato su centro de manufactura

Relación bilateral - Intercambio comercial

Las autoridades calculan que en dos años residan en esa entidad unos 5 mil ciudadanos de ese país asiático para consolidar sobre todo su industria automotriz, pero desde ahora ya hay comercios, hoteles y restaurantes adecuados para ellos.

Héctor López Santillana, secretario de Desarrollo Económico guanajuatense.
Héctor López Santillana, secretario de Desarrollo Económico guanajuatense. (Jesús Quintanar)

México

En Guanajuato actualmente viven más de mil 200 japoneses y, en dos años, las autoridades calculan que este número se puede incrementar hasta 5 mil.

¿Pero qué hacen tantos japoneses en el bajío?

A partir del anuncio y arranque de la construcción de las armadoras de Mazda en Salamanca, Honda en Celaya y la planta de transmisiones de Toyota en el mismo municipio, una importante comunidad japonesa llegó a Guanajuato para capacitar y echar a andar la producción de sus automóviles.

A partir de su llegada, los servicios tuvieron que transformarse para atender a los extranjeros que tienen usos y costumbres muy diferentes a los mexicanos.

"Empezamos primero revisando las necesidades de ellos y ellos a su vez checaron las condiciones de seguridad y les pareció adecuado. A partir de eso, empezamos a acondicionar el hotel con señalética y servicios en su idioma, el personal ya fue capacitado", explicó Federico Mendoza Schuster, gerente de división del Hotel Casa Inn.

En el Hotel Casa Inn, la televisión trasmite el canal japonés NHK de noticias. Se sintoniza en el restaurante y en las habitaciones. Escuchar el idioma japonés en el ambiente ya es una costumbre.

El restaurante de este lugar también tiene su menú en dicho idioma, bufet con platillos tradicionales, señalética en su alfabeto e incluso, ya ofrecen bebidas alcohólicas traídas desde Japón.

"Tenemos el whisky japonés o los que ellos conocen como whisky, tenemos cervezas, algunos vinos y, bueno, hasta en la cocina compramos utensilios especiales para prepararles la comida como originalmente lo harían ellos", explicó Mendoza Schuster.

Los japoneses que llegaron a Guanajuato viven principalmente en Celaya y Salamanca, pero muchos de ellos se trasladan los fines de semana a ciudades más grandes o recreativas como San Miguel de Allende, León y Guanajuato.

"Están en Guanajuato de manera temporal, son ingenieros, son técnicos que vienen a apoyar la instalación de los equipos, capacitación de colaboradores y la puesta en marcha de las operaciones y estarán por aquí hasta que se estabilice la operación de las plantas", explicó el secretario de Desarrollo Económico del estado, Héctor López Santillana.

Japón es el principal socio de Guanajuato para el sector automotriz. En el estado se instalaron 62 empresas del país asiático y al menos hay interés de que lleguen 50 más a la entidad.

El funcionario detalló que la industria automotriz ha invertido en la entidad 7 mil millones de dólares que han generado un aproximado de 80 mil empleos directos.

A la fecha, existen 80 empresas del ramo que decidieron llegar a Guanajuato para armar automóviles o proveer a las armadoras como Mazda, Honda, Volkswagen y GM. Para el próximo año, se tiene estimado que 150 empresas más del ramo lleguen a la entidad.

"Guanajuato se está convirtiendo en el centro de manufactura. Guanajuato y México, de tal manera que el reto de los mexicanos y los guanajuatenses es justamente cómo demostrarles a los inversionistas extranjeros que aparte de nuestras capacidades de manufactura también tenemos capacidades de ingeniería", explicó el funcionario.

Las armadoras que ya están en Guanajuato inician operaciones en 2014. La prospectiva es que para 2016 se produzcan 730 mil vehículos, 1 millón 230 mil motores, 2.5 millones de llantas y 1 millón 750 mil transmisiones.

"Detroit ha venido reconformándose muy fuertemente, Detroit hoy en día, la misma industria automotriz norteamericana, buscando ser más eficientes en sus costos, ha movido la manufactura hacia otros países como México, donde tenemos un muy buen nivel de ingeniería a menores costos de lo que hoy tiene Detroit. Y Detroit se está convirtiendo en la meca del diseño automotriz, entonces ellos van un paso adelante, ya no dependen tanto de la manufactura", dijo.

Dicha producción abre la posibilidad de que en Guanajuato haya una explosión positiva de la clase media. Sin embargo, para las autoridades locales, la principal preocupación es dar empleo a los jóvenes mejor preparados para iniciar el camino a una mejor economía.