Jaloneo entre transportistas y policías de Guerrero

La tensión se generó cuando uniformados intentan recuperar dos camionetas con reporte de robo que los taxistas mantenían en su poder .

Chilpancingo

Integrantes de la Coordinadora Estatal de Transportistas Independientes de Guerrero (CETIG) sostuvieron un jaloneo con policías estatales, cuando los segundos intentaron recuperar dos camionetas con reporte de robo que los taxistas mantenían en su poder.

La tensión se generó alrededor de las 15:30 horas del viernes 27 de febrero, cuando elementos de la Fuerza Estatal (FE) llegaron a la explanada principal de Palacio de Gobierno escoltando dos grúas de servicio particular.

La CETIG forma parte de la Asamblea Nacional Popular (ANP), de tal manera que está inmersa en el movimiento que reclama la presentación con vida de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, por lo que para desplazarse hacia diferentes puntos de Guerrero, utilizan varias de las unidades que se han despojado a dependencias del gobierno estatal y federal.

El viernes por la mañana, los transportistas independientes, la mayoría procedentes de Coyuca de Benítez se instalaron en plantón en Palacio de Gobierno, denunciando que el alcalde con licencia de Acapulco, Luis Walton Aburto tolera varios funcionarios señalados de corrupción en el ámbito del servicio público de transporte.

Elementos de la Policía del Estado detectaron dos camionetas oficiales en manos de los taxistas, por lo que contrataron el servicio de grúas particulares y ordenaron su traslado hacia el corralón municipal.

Cuando las enganchaban los transportistas liderados por Juan Mendoza Tapia se inconformaron, lo que generó una discusión que no pasó a mayores.

Para inhibir la resistencia de los taxistas, policías antimotines salieron de Palacio de Gobierno y se formaron frente al área en que se desarrollaba la discusión.

El mando policíaco que ordenó se engancharan las unidades, explicó que ambas tenían reporte de robo, razón por la que debían llevárselas.

El dirigente Mendoza Tapia replicó que las unidades no están robadas, que fueron tomadas por el movimiento, una vez que este concluya será devueltas.

Dos grúas abandonaron el acceso principal del Palacio de Gobierno llevándose la unidad tipo RAM y la Nissan doble cabina, ambas color blanco y de modelo reciente.

Tomaron rumbo hacia el sur, en el puente elevado que conecta con la carretera federal hacia Petaquillas los transportistas cerraron sus unidades para impedir que las patrullas siguieran su camino.

Hubo jaloneos e intercambios de golpes, algunos elementos cortaron cartucho a sus armas de cargo, pero a gritos el mando los contuvo y los mandó hacia la retaguardia del contingente, para evitar una confrontación mayor.

Las partes negociaron; una camioneta, la RAM se quedó en poder de los integrantes de la CETIG, mientras que la Nissan fue trasladada al corralón por los uniformados.

Eran las 16:30 cuando la tensión entre las partes se disipó.