Jalisco, estado emprendedor

En el estado existen las condiciones para facilitar el emprendimiento, desde la educación hasta la mentoría.
El Instituto Jalisciense del Emprendedor (IJALDEM) ofrece talleres a jóvenes que desean crear una empresa.
El Instituto Jalisciense del Emprendedor (IJALDEM) ofrece talleres a jóvenes que desean crear una empresa. (Cortesía)

México

Ángel Mejía y Aldo Agraz, ambos jóvenes de 28 años, son ingenieros mecatrónicos y como proyecto de titulación presentaron en 2008 un primer prototipo de paneles que convierten energía solar en térmica.

Para poner en marcha su idea, se acercaron a la aceleradora de su universidad, el Tecnológico de Monterrey campus Guadalajara, y fueron uno de los 30 proyectos escogidos para emprender. Así, en 2010 nació Inventive Power empresa que permite reducir el costo en combustible de caldera y bajar las emisiones de dióxido de carbono de sus clientes.

En 2012 Inventive Power ganó el Reto Zapopan, concurso municipal que se traduce en asesoría, financiamiento e internacionalización del emprendedor. Ahora son nominados Endeavor y están en negociaciones para lograr en 2015 una primera ronda de financiamiento.

Este camino parece sencillo, pero no siempre lo es. Según el Reporte Global 2013 del Monitor Global de la Actividad Emprendedora (GEM, por sus siglas en inglés) el porcentaje de emprendedores que abandonaron la empresa que iniciaron incrementó de 2.6% en 2012 a 4.8% en 2013. Aún así, explica el estudio, la tendencia a iniciar o a instalar un negocio también va en aumento pues la tasa de actividad emprendedora temprana (TEA temprana) aumentó de 12% a casi 15%.

Así como se abren negocios, se cierran. Pero una de las ventajas en Jalisco es que cuenta con un ecosistema emprendedor eficiente y productivo, dice Aldo López, Director Regional de Endeavor en Occidente. Y este ambiente emprendedor de la región es uno de los factores que ayudaron a Inventive Power a ser hoy una empresa en crecimiento, cuenta Ángel Mejía.

El ecosistema

José Medina Mora, presidente del Centro Empresarial Jalisco (Coparmex), consejero de Endeavor Occidente y presidente y fundador de Compusoluciones, explica que en el estado la gran mayoría de las empresas son pequeñas y medianas, si bien hay algunas trasnacionales, los jóvenes “traen en la sangre” la posibilidad de ser emprendedores.

Jalisco tiene virtudes. Por su ubicación geográfica es la puerta de entrada al Pacífico; Guadalajara, su capital, es también una ciudad grande y concentrada en el comercio; en los últimos diez años hubo una exigencia a las instituciones educativas por ofrecer educación enfocada en emprendedores y hay una cierta especialización en tecnología establecida por las empresas globales existentes en la plaza.

No obstante, aclara Guadalupe Castañeda, socia líder de mercados estratégicos en crecimiento de Ernst & Young (EY), si a esto se suma el interés del gobierno federal y los programas implementados a nivel estatal, en Jalisco hay un nuevo impulso que se traduce en emprendimientos de alto impacto, es decir, que pueden escalar el negocio y agregan valor.

Los elementos del ecosistema

- Educación

Las universidades ofrecen carreras con enfoque emprendedor y algunas cuentan con sus propias incubadoras. Se invita a los estudiantes a pensar que sus proyectos de titulación pueden ser realidad, como el caso de Inventive Power. 

La existencia de Pymes y empresas trasnacionales como HP o IBM, entre las grandes y tecnológicas que llevan varias décadas en Jalisco, hizo que la currícula en las universidades se ajustara a las necesidades de empleo. Hay un enfoque en las ingeniarías y carreras de negocio y emprendedurismo.

- Incubación de negocios

Hay incubadoras en universidades y otras instituciones. La mitad, aproximadamente unas 20, forman parte de RedJal, explica Edgar Muñiz, director de la División de Emprendimiento e Innovación del Tec campus Guadalajara.

Esta red de incubadoras permite que haya un trabajo en conjunto, cada una sabe qué tipo de emprendedor está incubando la otra y se ayudan con candidatos o prospectos, aclara Muñiz.

- Aceleradoras

En la región trabajan alrededor de cinco aceleradoras. Las universidades tienen la mayoría: ITESO, ITESM y la Universidad Panamericana. Aunque también están presentes organizaciones como Endeavor que ayudan a emprendedores de alto impacto en un proceso de aceleración, crecimiento y financiamiento.

- Apoyo gubernamental

El estado tiene el Instituto Jaliscience del Emprendedor (IJALDEM) que propicia la promoción, desarrollo y organización de programas para el apoyo  de Pymes y emprendedores. El programa BienEmprendo dentro de IJALDEM tiene varios apoyos para emprendedores y programas institucionales como BienRealizo, BienComparto, Red Mover a México, además del BienEmprendo. Cada uno de los programas ofrece tallleres y capacitaciones con especialistas.

Además se creó el Fondo Jalisco de Fomento Empresarial (FOJAL) un sistema estatal de financiamiento que ofrece asesorías y financiamiento.

Un esfuerzo municipal que reconocen en el ambiente educativo y empresarial es el Reto Zapopan, una competencia que busca impulsar a emprendedores por medio de consultoría, financiamiento y vinculación. El Reto Zapopan lleva dos años en operación y están por tener el segundo capítulo. Entre sus aliados estratégicos está MassChallenge, una iniciativa de concurso en Boston, Estados Unidos, en la que se ofrece ayuda a emprendedores de alto rendimiento.

En términos federales llega apoyo a emprendedores en Jalisco por medio del Inadem y la Secretaría de Economía, igual que Nafin y Fira.

- Financiamiento

Además de apoyo gubernamental, en Jalisco hay otras fuentes de financiamiento. Se cuenta con financiamiento privado para start-ups y emprendedores de alto rendimiento como Alta Ventures, 500 start ups y Naranya Labs.

Están inversionistas como Angel Ventures Mexico y Guadalajara Angel’s Investor Network.

En cuanto a asociaciones y otras organizaciones, Coparmex tiene también apoyos financieros, igual que Conacyt. Endeavor, por su parte, funciona como ancla para mantener una comunicación entre emprendedores y fondos de inversión.

- Mentoría y eventos de pares

Cada mes se organizan hasta 10 eventos relacionados con el emprendimiento, explica López de Endeavor, ya sea por las incubadoras, aceleradoras, fondos de inversión, o grupos de emprendedores. En cada reunión se escuchan historias de éxito o fracasos, se comparten experiencias.

Algunos de los eventos, como Hackers and Founders, Start up drinks o iTuesday, entre otros, acercan a los emprendedores a escuchar o platicar con empresarios exitosos, que pueden fungir como mentores, o emprendedores en crecimiento.      

Retos en un ambiente de soporte

En 2010 Ángel Mejía y Aldo Agraz iban a las reuniones de emprendedores para aprender de otros, hoy siguen yendo pero para contar sobre Inventive Power. Hay un ánimo de ayudar a otros, acepta Mejía.

Todavía hay retos para que Jalisco se mantenga un espacio atractivo para emprender. Hay espacios para políticas públicas que apoyen el empredimiento, ya sea con mayores incentivos fiscales y en la facilidad para abrir negocios, explica Edgar Muñiz del Tec de Guadalajara. Detalla que en México se necesita un mes para iniciar un negocio mientras en Chile solo un día.

“Es necesario un trabajo en conjunto entre gobierno, sector privado, universidades y emprendedores para fomentar un ecosistema”, dice Castañeda de E&Y y ésta es la ventaja en Jalisco, pues“había estas bases de trabajo en conjunto”, añade.

Con información de Ana Alcaraz