Irrumpen en cónclave del alcalde con comisarios de Chilapa

Familiares de desaparecidos entraron a la reunión y exigieron la devolución de sus seres queridos durante los días de la ocupación por parte de los civiles armados. 

Chilpancingo

Familiares de 16 personas desaparecidas durante la ocupación de Chilapa irrumpieron en una reunión que su alcalde, Jesús Parra de la Cruz sostuvo con 15 comisarios de la zona rural, a los que a gritos exigieron que regresen a sus seres queridos.

Después de cinco meses de haber tomado las entradas a la cabecera municipal con el respaldo de al menos 300 civiles armados, los comisarios de la zona sur de Chilapa regresaron a la ciudad, en una caravana integrada por casi 20 camionetas y resguardados por policías federales y militares.

Tenían programada una reunión con el alcalde Jesús Parra de la Cruz en el auditorio municipal, cuyas inmediaciones fueron resguardadas por vallas metálicas, en los puntos estratégicos se colocaron personal del Ejército Mexicano y de la PF.

El encuentro se desarrolló a puerta cerrada, no se permitió el paso a ninguna persona que fuera desautorizada por los comisarios y comisariados que coordina Apolonio Villanueva, promotor de la asociación civil Comunitarios por la Paz y la justicia.

Aún así, una comisión de habitantes de la cabecera, liderada por el profesor José Díaz Navarro logró que se le permitiera el acceso al lugar, con la intención de reclamar directamente a los comisarios la devolución de hermanos, esposos e hijos desaparecidos durante los días de la ocupación por parte de los civiles armados.

Al salir, Díaz Navarro señaló que pudieron ubicar a varios de los que encabezaron la toma de la ciudad en primera fila, planteando al primer edil la construcción de obras que se requieren en sus pueblos.

"Venimos a exigir a nuestros familiares retenidos; ellos reconocen que sí los retuvieron pero aseguran que los entregaron a la Gendarmería", dijo el profesor Díaz Navarro.

Personalmente, solicitó que se llame a comparecer al director de la policía local, Juan Suastegui Epifanio, quien dijo, estuvo desde el primer momento en que se registró la irrupción de los civiles armados.

A diferencia de hace cinco meses, los comisarios llegaron a Chilapa con grupos de policías comunitarios debidamente credencializados.

El alcalde Jesús Parra de la Cruz se limitó a recibir las peticiones de los comisarios, respecto a las familias de los desaparecidos, se limitó a señalar que ese no era el momento para tratar dicho tema.

"Nosotros no estamos de acuerdo, porque a estas gentes se les está premiando, pero a nosotros no nos dicen nada de nuestros desaparecidos", reprochó al momento de abandonar el lugar.