Irrumpe otra vez la CNTE en oficinas del SNTE en Oaxaca

Profesores disidentes encapuchados pintaron el inmueble y sustrajeron documentos administrativos, destrozaron escritorios, ventanales y computadoras. exigen devolución de 80 escuelas.
Encapuchados realizaron pintas en la sede del SNTE.
Encapuchados realizaron pintas en la sede del SNTE. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), irrumpieron de nueva cuenta en las oficinas donde despacha la sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), donde cometieron saqueos y vandalismo.

Al menos unos 200 trabajadores primero arribaron en brigada móvil hasta la sede de las instalaciones donde después de efectuar un mitin, forzando la puerta de acceso del inmueble irrumpiendo hasta el interior de las instalaciones donde realizaron pintas y sustrajeron documentación administrativa y contable, además de generar destrozos.

Los maestros advirtieron que la irrupción a la sede de la sección 59 fue porque aún dicho gremio tiene bajo su control unas 80 escuelas que advierten buscarán recuperarlas de la forma que sea necesaria.

LA IRRUPCION

En la sede del SNTE en Oaxaca, los docentes de la CNTE que portaban pasamontañas, destrozaron escritorios, ventanales y computadoras, además de que realizaron pintadas con pintura negra mientras que la policía del estado solo estuvo vigilante a varios metros de distancia, negándose a intervenir.

En tanto el líder de la sección 59 Joaquín Echeverría, afirmó que antes que arribara las hordas de la CNTE, se logró evacuar el personal y los trabajadores para evitar alguna confrontación.

Afirmó que la Secretaría de Seguridad Pública estatal se negó a ofrecerles el apoyo para resguardar su oficina, "solo nos recomendaron evacuar".

Echeverría, reprobó que no haya una justicia pareja en Oaxaca, aceptó que la averiguación previa que se presentó por la primera irrupción de la CNTE a sus oficinas, donde se quemó papelería, computadoras y robo de dinero, así como cosas personales de los empleados fue enviada a la "congeladora", por orden del procurador de justicia local, Héctor Carrillo, denunció.