Investigan en Cuernavaca red de corrupción con tomas de agua

El secretario del Ayuntamiento de Morelos indicó que funcionarios de alto nivel disfrazaron cobros comerciales con tarifas domésticas en los últimos años provocando quebranto económico por varios ...
El secretario del Ayuntamiento de Cuernavaca, Roberto Yáñez Moreno, dijo que en unos 60 días podrían finalizar la investigación con denuncias y hasta aprehensiones.
El secretario del Ayuntamiento de Cuernavaca, Roberto Yáñez Moreno, dijo que en unos 60 días podrían finalizar la investigación con denuncias y hasta aprehensiones. (David Monroy)

Morelos

El Ayuntamiento de Cuernavaca investiga una red de corrupción al interior del Sistema de Agua Potable de la ciudad (Sapac), donde funcionarios de alto nivel infringieron a la capital del estado un deterioro económico por varios cientos de millones de pesos, al disfrazar cobros comerciales con tarifas domésticas, durante los últimos años.

Roberto Yáñez Moreno, secretario del Ayuntamiento de Cuernavaca anunció que esta investigación forma parte del programa "Cero Tolerancia" estipulado por el alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo, mediante el que se busca encontrar y dar cauce jurídico a decenas de actos de corrupción de las administraciones priista 2009-2012 y 2012-2015, y que en unos 60 días podrían finalizar en denuncias y hasta aprehensiones, ya que no sólo existen desfalcos o irregularidades en SAPAC sino en decenas de áreas de la comuna.

De acuerdo con una investigación que impulsa el gobierno de Cuernavaca y la dirección del SAPAC, el ex titular de la dirección comercial del organismo administrador de agua, así como otros funcionarios públicos que ya están bajo investigación, son responsables de autorizar decenas de tomas de agua potable para espacios comerciales, a precios de tomas domésticas.

Así, plazas comerciales, escuelas particulares, hospitales, restaurantes, hoteles, fundaciones, discotecas o clínicas de salud particulares, se vieron beneficiados con instalaciones de hasta cinco o seis tomas por espacios a precios irrisorios a comparación del costo original.

Señaló que como ejemplo del nivel de corrupción que representó esquilmar a la ciudad con los ingresos a los que están obligados a los usuarios comerciales, es que mientras cada toma en estos establecimientos podría representar un costo de 10 mil pesos por cada una de ellas cada bimestre (hay espacios que tienen cinco o seis tomas) los comercios pagan el costo que podría tener un particular, que podría ascender hasta 500 pesos por toma, máximo. Lo que evidencia que hubo corrupción para clasificar de esa manera las tomas, espetó,

Por su parte, Judith Mateos, actual directora comercial de SAPAC, aseguró que las evidencias sobre este manejo fraudulento apenas lleva un avance del 20 por ciento al padrón de más de 103 mil usuarios del organismo en la capital del estado, por lo que no descartó que esta y otras actividades ilícitas sean encontradas por parte de las administraciones anteriores.

"Dicha situación complica la operatividad y autosuficiencia del organismo, toda vez que no se cuenta con ingresos económicos necesarios, debido a que anteriores administraciones permitieron la irregularidad en los contratos y clasificación de tarifas en decenas de tomas", según explica un comunicado difundido para fortalecer dicha versión.

Según las autoridades capitalinas, el monto total de lo defraudado al municipio aún es incuantificable como también lo es el número de tomas de agua que pudieran estar bajo las mismas condiciones, sin embargo, el SAPAC inició una reclasificación de dichas tomas para que aquellas que estén fuera de norma, sean encauzadas a la legalidad, dijo Yáñez.