Investiga Profepa presunta fuga de hidrocarburo en el Istmo

El delegado de la dependencia dijo que Pemex está obligado a recuperar el combustible fugado y aplicar las medidas para resarcir el daño ambiental en la laguna, si no cumple se aplicaría una multa.

Oaxaca

La Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA), inicio una investigación y un protocolo de mitigación en la laguna superior del Istmo de Tehuantepec, donde reportó un derrame generado por una fuga en la zona de drenaje de la refinería "Antonio Dovali Jaime" de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

El delegado de la dependencia Nereo García, adelantó que se ha traslado un equipo especializado para cuantificar y caracterizar el daño que se generó por fuga del hidrocarburo.

"Hay personal especializado avocado a la identificación del daños al ecosistema, esperando los dictámenes correspondientes para determinar si se trató de un error en la operación o fue un acto premeditado".

Abundó que PEMEX, tiene la obligación de recuperar el combustible fugado y aplicar las medidas de apremio que sean necesaria para resarcir el daño ambiental en la zona donde ocurran sus desperfectos.

Dijo que si no se cumplen con estas acciones en un corto plazo, se podría aplicar una multa o la clausura de alguna parte de la terminal.

En tanto, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca solicitó informes sobre el derrame de petróleo a Petróleos Mexicanos Ambiente y Recursos Naturales ante las quejas que han patentizado diferentes de organizaciones de pescadores.

El titular del organismo Arturo Peimbert, informó que se solicitó a la Secretaría de Salud medidas de protección a la Secretaría de Salud estatal para que vigile y, en casos necesarios, brinde sus servicios a la población que pudiera resultar afectada por este derrame de combustible.

Añadió que la Defensoría también solicitará al Instituto Estatal de Protección Civil tomar las medidas de protección necesarias para la población de Salina Cruz que pudiera ser afectada por el derrame generado por una fuga en la red de drenaje de la refinería Antonio Dovali Jaime de PEMEX, ubicada el puerto de Salina Cruz.