“Inválido”, paro de médicos en Oaxaca: IMSS

Juan Díaz Pimentel reconoce falta de equipo y personal en hospitales; ofrece diálogo al gremio de inconformes.
Trabajadores sindicalizados pegaron cartulinas con sus inconformidades.
Trabajadores sindicalizados pegaron cartulinas con sus inconformidades. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social, Juan Díaz Pimentel, calificó de "inválido" el anunció del paro de labores anunciado por la sección 28 del Sindicato Nacional de Trabajadores del IMSS que se queja de la falta de medicamentos e insumos.

Aseguró que el abasto de medicamentos supera 94 por ciento establecido como parámetro y en algunas clínicas está a 98 por ciento.

"Está en las mejores condiciones de los últimos meses, por lo que decir lo contrario es un error, porque hay documentos que muestran que la situación está normalizada".

Mencionó que a su llegada, hace tres meses a la delegación, hizo un diagnóstico y conoce plenamente las carencias y déficits que se tienen, como en el personal, pero esto no es atribuible a su gestión, ni tampoco razón para hacer un paro, ya que se están haciendo las gestiones correspondientes.

Por ejemplo, dijo, en el Sistema Prospera faltan por lo menos 200 plazas en diferentes categorías, principalmente en los servicios de enfermería y servicios generales. "Noté desde mi llegada que hay una sobrecarga de trabajo, hacen falta empleados de limpieza, de cocina, en las áreas centrales y todo esto lo hemos platicado con el sindicato".

Consideró como político el trasfondo del amago de paro.

"Es un asunto político, pero estoy en la plena disposición del diálogo; he conversado con los trabajadores, hay problemas, es cierto, pero no son a partir de que llegué", agregó.

En el tema del equipamiento, hay algunos que tienen entre 25 y 30 años y no han sido reemplazados, pero se está haciendo la gestión para tratar de mejorarlos.

En tanto, el líder de la sección 28, Hugo Sarmiento, confirmó la postura de su gremio para estallar un paro de labores general en 18 hospitales y 500 clínicas el próximo viernes, y exigir la instalación de una mesa de diálogo al más alto nivel para resolver el problema de la falta de medicamentos.

Detalló que en la suspensión de actividades participarán 6 mil trabajadores, de los cuales 4 mil son médicos y enfermeras, y dejarán de atender a poco más de 2.4 millones de derechohabientes del régimen ordinario y del IMSS Oportunidades.

Sarmiento señaló que se rompió la relación con el delegado del IMSS en Oaxaca y exige la instalación urgente de una mesa de diálogo con el director general de la institución, José Antonio González Anaya.

Informó que la asamblea plenaria del gremio determinó suspender labores de manera indefinida el próximo viernes en toda la red hospitalaria y clínicas rurales.

"No es una expresión mínima, es de toda la base y ésta va a demostrar con la movilización su fuerza de organización y de unidad", puntualizó.