Invaden viviendas para afectados por ‘Manuel’ en Guerrero

El delegado de Sedatu, José Manuel Armenta, indicó que los desconocidos no están registradas en los padrones de afectados, son muy agresivos y estan armados. Las 130 casas aún no están terminadas.
José Manuel Armenta Tello, delegado de la SEDATU en Guerrero.
José Manuel Armenta Tello, delegado de la SEDATU en Guerrero. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

El delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), José Manuel Armenta Tello confirmó que desconocidos se apropiaron por la fuerza de 130 viviendas destinadas para familias que resultaron damnificadas por la tormenta tropical 'Manuel' y el huracán 'Ingrid'.

Las viviendas ocupadas por la fuerza están ubicadas en lo que se conoce como fraccionamiento El Mirador, no están en los padrones de personas afectadas y de acuerdo con el funcionario "son muy agresivos y están armados".

Armenta Tello explicó que la invasión de las viviendas se generó hace un par de semanas, cuando la empresa constructora aún no las terminaba y por lo tanto, las viviendas no estaban en posesión de las familias que se registraron como damnificados ante la Sedatu.

Explicó que se trata de 130 viviendas ocupadas de manera irregular, lo que ya inconformó a quienes serían los beneficiarios con las mismas, situación que la tarde del lunes estuvo a punto de generar un enfrentamiento.

De acuerdo con los damnificados que recibirían las viviendas tomadas por la fuerza, la tarde del lunes hubo un jaloneo en el que los agresores accionaron armas de fuego al aire, lo que los amedrentó.

Armenta Tello refiere que los invasores están liderados por personas no identificadas, lo que ya propició la acción penal por parte del área jurídica de la dependencia.

Las denuncias van dirigidas contra quien resulte responsable, no se descarta la posibilidad de que las viviendas se recuperen con el uso de la fuerza pública, aunque el tema se maneja con cautela, pues reitera que los ocupantes son agresivos y están armados.

Aunque en El Mirador se pretendía reubicar a mil 200 familias que resultaron damnificadas por las lluvias atípicas de 2013, al final, por un dictamen emitido por Protección Civil solamente se optó por levantar 598.

De dicha cantidad ya se entregaron 374, las cuales están ocupadas por familias que se acreditaron adecuadamente ante la Sedatu, pero 130 fueron ocupadas cuando ya estaban terminadas pero no se había hecho la entrega oficial.

Hasta el momento no se ha introducido el servicio de energía eléctrica, tampoco se ha culminado la construcción de un tanque elevado que será el que proporcione el servicio de agua potable, pero por necesidad, los vecinos aceptaron trasladarse en el mes de diciembre a pesar de no contar con energía eléctrica ni agua potable.

Los trabajadores de la dependencia federal han recibido varias amenazas por parte de los invasores, sobre todo después de que la semana pasada se registró la detención de tres personas que fueron sorprendidas cuando dañaban puertas y ventanas para introducirse.

"Hay gente que nos dicen, está armada con machetes y es muy agresiva, la cual ha manifestado varias amenazas hacia el personal de la dependencia", indicó.

José Manuel Armenta Tello reconoció que la situación en el Mirador es sumamente delicada.