Integrantes del CECOP toman sede del Poder Judicial

Permiten entrar y salir cada diez minutos a los abogados, litigantes y empleados. Comuneros armados con machetes y esbozados protestan para exigir la liberación del vocero del consejo Marco ...

Acapulco

Con bloqueos intermitentes en los accesos de la sede del Poder Judicial, en Acapulco, un centenar de integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa la Parota fuerzan para que los magistrados resuelvan favorablemente a Marco Antonio Suástegui.

Desde temprano los comuneros agrupados en el CECOP y provenientes de los anexos de los Bienes Comunales de Cacahuatepec, realizan una protesta en la sede del Poder Judicial del Tribunal Superior de Justicia en Acapulco.

"Vamos a formar una comisión para entrar a escuchar la audiencia de vista con los magistrados, ya tenemos la comisión y en unos momentos vamos a entrar, esperemos que el resultado sean favorables para Marcos.

"La audiencia es por el delito de robo nada más, se va a desahogar por el delito de robo, y esperamos que sea a favor de Marco (Antonio Suástegui Muñoz), porque hay pruebas suficientes que están ahí adentro para demostrar que es inocente del delito que se le acusa", dijo su hermano Vicente.

Se informa que el delito de robo que se le imputa al vocero del CECOP, es una denuncia que promovió el propietario de la empresa de triturados de grava y arena, "Kimbar" tras hechos delictivos ocurridos durante el 2014.

Los manifestantes, más de un centenar embozados y con machetes, exigen la libertad del vocero del CECOP, recluido desde junio del 2014 en el penal de máxima seguridad de Tepic en Nayarit.

Más tarde, en marzo del 2015, fue trasladado del Cefereso, al penal de La Unión en la región de la Costa Grande del estado de Guerrero, donde se encuentra actualmente recluido.

Vicente Suástegui, preciso que no fueron cerradas las puertas del inmueble totalmente, ya que permiten a los abogados, litigantes y empleados del Poder Judicial, entrar y salir cada diez minutos del edificio, sin ningún incidente.