Instalan retenes en la Sierra de Chilpancingo

El secretario de la APPG, Nicolás Chávez Adame, dijo que el objetivo es controlar el paso de policías federales, estatales y militares, así como frenar la depredación de recursos naturales de la zona.

Chilpancingo

Habitantes de ocho comunidades de la sierra de Chilpancingo instalaron dos retenes sin gente armada en el lado poniente de la ciudad, tienen la intención de controlar el paso de policías federales, estatales y militares, además de frenar la depredación de los recursos naturales de la zona.

Desde las 11:30 horas, en el punto conocido como Los Eucaliptos, en la ruta que permite la comunicación con San Vicente, Amojileca, Coapango, El Fresno, Chautipan, El Rincón, Huacalapa y Agua Hernández para tomar decisiones respecto a la vigilancia en sus principales accesos.

En un documento que se distribuyó entre los automovilistas, los representantes de las comunidades señalaron que desde hace muchos años, en esa parte de la entidad se vive una crisis política, social y económica sin precedentes.

Nicolás Chávez Adame, secretario general de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), manifestó que lo que se consolidó este miércoles, fue la creación de brigadas ecológicas y de seguridad en defensa de los pueblos de la Sierra.

El proyecto que está en marcha, de acuerdo al dirigente de la APPG, inicialmente abarcó el tema del medio ambiente, razón por la que de entrada plantea un llamado a los visitantes a no tirar basura orgánica, ni inorgánica en la zona.

Eso implica también, que a la sierra no se permitirá el envío de coches robados ni que se le utilice como tiradero de cadáveres.

Por el contrario, manifestó que está en marcha la conversión de algunas microrregiones de la sierra en corredores de turismo ecológico, que también sirva para generar empleos bien remunerados para los pobladores.

A partir de la integración de las brigadas de vigilancia, la Asamblea Popular solicitó que se detengan los sobrevuelos de helicópteros para fumigar supuestos plantíos de amapola, ya que muchas de las acciones se realizan sin control y perjudican la flora, fauna, además de las tierras de labor en que se producen granos básicos.

"De ahora en adelante, tienen que pedir permiso a las autoridades comunitarias cuando vayan a ingresar a la zona, para no provocar un enfrentamiento innecesario", destacó Chávez Adame.

Indicó que los pueblos ya no están dispuestos a tolerar más abusos por parte de la Gendarmería o la PF, pues ahora los caminos están vigilados y será difícil que generen algún desorden y se desplacen sin ser detectados.

Fueron al menos 400 personas, entre hombres y mujeres las que marcharon de Los Eucaliptos hacia la salida de la colonia PRD, en la cabecera municipal de Chilpancingo.

Instalaron dos filtros de revisión sin gente armada, aunque no descartaron la posibilidad de hacerlo para inhibir cualquier reacción por parte de la delincuencia.

En el punto en el que se instaló el filtro principal de vigilancia, hace poco más de un año se registró la desaparición de Alfonso Sánchez Celis, de quien hasta el momento se desconoce el paradero.