Insta Sección 40 regresar a clases en Chiapas

El líder de dicha sección dijo que las condiciones están listas para garantizar la permanencia de los docentes en el sistema educativo, sin renunciar a sus derechos.

Julio César León Campusano, dirigente de la Sección 40 de la SNTE en Chiapas, convocó al magisterio en paro a regresar a las aulas, dado que las condiciones están listas para garantizar la permanencia de los docentes en el sistema educativo, sin renunciar a la tutela de los derechos de los maestros.

El líder de dicha sección, que aglutina a 20 mil maestros del sistema estatal educativo, consideró que las acciones efectuadas por el magisterio federalizado integrante de la Sección 7 del SNTE, miembros de la CNTE, han perdido su razón de ser, transfiriendo la lucha por los derechos de los trabajadores a intereses políticos ajenos.

Sin embargo, reiteró que quienes más perjudicados resultan de la parálisis de las clases desde el pasado 28 de agosto de este 2013 son miles de niños y jóvenes estudiantes, por ello sostuvo que las demandas de los disidentes carecen de sentido, si a la par no se ofrece educación de calidad.

No obstante, la Sección 40 ya cuenta con una propuesta viable donde la respuesta a las demandas magisteriales está garantizada, misma que se hará del conocimiento general tanto a los sindicalizados federalizados y estatales.

Consideró que en el actual gobierno de Manuel Velasco Coello las condiciones son óptimas para establecer las mesas de diálogo necesarias a través de los secretarios de Gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar, y de Educación Ricardo Aguilar Gordillo.

En ese sentido, puntualizó que el 90 por ciento de los maestros integrantes de la Sección 40 tienen ya el deseo de incorporarse a los planteles educativos, sin embargo, los docentes federalizados mantienen ocupadas las escuelas o desalojan los centros educativos en donde se pretende impartir clases.

León Campuzano consideró que en breve se pueda dar una solución al conflicto debido a que los maestros al inicio del paro se encontraban mal informados, pero al comprender las reformas educativas y las leyes secundarias, además de la disposición del gobierno estatal para respetar las conquistas de los trabajadores de la educación el movimiento ya no tiene sustento.

Concluyó diciendo que como sindicato se va a continuar tutelando los derechos de los maestros a través de la búsqueda de acuerdos. Simultáneamente se buscará la forma de recuperar el tiempo perdido para garantizar el ciclo escolar.