Insisten padres de 42 desaparecidos en buscarlos vivos

El vocero de los padres de Ayotzinapa, Felipe de la Cruz, dijo que mientras los estudios científicos no aporten resultados contundentes, los buscarán con vida. “Sabemos por informaciones anónimas” ...

Chilpancingo

La ausencia de resultados en los estudios practicados a los restos trasladados hacia la universidad de Innsbruk, en Austria, así como en las búsquedas implementadas por policías comunitarias en Iguala no generan desaliento, avivan la esperanza en los padre de que los 43 normalistas desaparecidos todavía estén vivos.

Felipe de la Cruz, vocero de los padre de Ayotzinapa, indicó que desde el momento en que la Procuraduría General de la República (PGR) anunció que enviaría los restos encontrados en las fosas clandestinas de Iguala y Cocula para su revisión en el extranjero, se les dijo que sería muy difícil llegar a la verdad.

Esa posición les hizo pensar en la posibilidad de que se les pretendiera disponer para un resultado como el que ahora se anticipa.

"Nos llegaron a decir que probablemente nunca supiéramos en donde terminaron los muchachos", apuntó de la Cruz.

Para los jefes de familia afectados, dijo que siempre un resultado como el que se maneja en la Procuraduría General de la República (PGR), dejará en el aire la especulación sobre la verdad de los hechos.

Por eso anticipó: "Mientras no haya nada con sustento científico, nosotros vamos a buscarlos con vida, porque sabemos por informaciones anónimas que los muchachos no han muerto, por eso la insistencia en seguir buscando".

Mientras los estudios no aporten resultados contundentes, manifestó que ellos están dispuestos a invertir el tiempo que sea necesario, con la certeza de que el desánimo ni el cansancio serán elementos que los lleven a claudicar.

"Todo lo contrario, tenemos el ánimo para seguir adelante con los padres de familia, con el pueblo de Guerrero que hoy está en la posición de que se conozca la verdad", aseveró.

A pregunta de los reporteros, respondió que la revisión de los cuarteles militares se planeará después del 26 de enero, fecha en la que ya se tienen actividades programadas con organizaciones de todo el país.

Después del 26 de enero, los jefes de familia regresarán a Tixtla, se reunirán en la Normal de Ayotzinapa y entrarán en la etapa de analizar en donde conviene hacer la supervisión correspondiente.