Insisten maestros radicales de QRoo en plantón contra reforma educativa

El vocero del Comité de Lucha acusó a la titular de la SEC de incumplir el acuerdo de suspender reubicaciones de profesores, lo cual consideran viola el pacto firmado con la dependencia estatal.

Cancún Centro

Un grupo radical de profesores insistió en tomar instalaciones de la Secretaría de Educación y Cultura, en Chetumal, para protestar por supuestos planes de reacomodos laborales de maestros en la entidad.

Los maestros, en un grupo que no llegaba a 100, y hacia mediodía se redujo a unos cincuenta, llegó a las instalaciones de la dependencia a las cinco de la mañana de este lunes, bajo una pertinaz lluvia.

El vocero del Comité de Lucha, quien se identificó como Felipe Briseño, acusó a la titular de la SEC, Sara Latife Ruíz Chávez, de incumplir el acuerdo de suspender reubicaciones de profesores.

"Eso viola lo pactado, la secretaria no acata la minuta firmada por la Secretaría a su cargo, en la que se aseguró que no había represalias contra maestros participantes en el movimiento", explicó.

Señaló que Sara Latife, de manera unilateral comenzó a cambiar de adscripción a varios Asesores Técnico Pedagógicos, como maestros de grupo, a muchos no solo de escuela sino también de municipio.

Algunos maestros señalaron que esto muestra "la ausencia de buena fe de Sara Latife, esos cambios fueron suspendidos mientras el Congreso Estatal analice la reforma educativa."

Otra, irregularidad ---expusieron-- es que maestros comisionados como directores fueron reasignados como profesores de grupo.

El Comité de Lucha dijo que no tiene el número de directores comisionados afectados, pero sólo en el municipio de Othón P. Blanco, por ejemplo, hay 200 casos.

Sin embargo los inconforme no suspendieron clases, más por oposición de la mayoría del gremio y la protesta se realizó solo con directores, intendentes, asesores técnico pedagógicos y empleados administrativos.

Briseño insistió en que están dispuestos a promover una nueva suspensión de clases entre que la base, en una reunión que se realizará esta tarde, en caso de la Secretaría de Educación insista en violar acuerdos.

La semana pasada un informe de autoridades estatales y federales que advierte que “Ante el desgaste y desarticulación de sus movilizaciones en el Distrito Federal, la CNTE busca radicalizar acciones contra la reforma educativa en estados como Campeche, Quintana Roo y Veracruz”, fue publicado por este diario.

Bajo la firma del editorialista y Subdirector Editorial de MILENIO, Néstor Ojeda se detalla que "el ala más radical de la CNTE no reconoce acuerdos con gobiernos federal y del estado, lo que la ha fraccionado.

"Por ejemplo, en Quintana Roo, nació el Nuevo Comité de Lucha Magisterial, que llamó a no reanudar clases y multiplicar protestas, como fue cerrar por dos horas el acceso a la zona hotelera de Cancún.

“Autoridades federales y locales detectaron que este grupo se vinculó con otros sectores radicales y el Frente Magisterial de la Huasteca (con presencia en Veracruz), la CETEG y el Ejército Popular Revolucionario.

“Según esos reportes, el Nuevo Comité de Lucha Magisterial tiene como líderes a Ana María López Braga, como negociadora; Felipe Briceño, ligado a operadores del EPR en Oaxaca, específicamente Erangelio Mendoza, comanda el grupo llamado Bases Magisteriales, con Aarón Cetz Canul, Alfredo Esquivel y Cab, Zacarías Castro y Arturo Cima, quienes organizaron en julio pasado una huelga de hambre en Chetumal.

"Otra promotora de este grupo es Emilia Adame, exrepresentante del PT en el Instituto Electoral de QR, hoy militante de la Morena Lópezobradorista, además se vinculó en la Facultad de Filosofía y Letras con células del EPR y las FARC de la UNAM, y tiene estrecha relación con Martí y Lenia Batres."

El texto citado por el periodista Néstor Ojeda señala que a ellos se suman César Marcelino Manrique y Cipriano González, del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de Quintana Roo.

Agrega el editorialista que “Este es el caso de Quintana Roo, y se espera que especialmente en estados del sur estos grupos radicalizados incrementen sus protestas y acciones para establecer una interlocución propia con los gobiernos estatales al margen de la CNTE.

“La pregunta es si la administración de Enrique Peña Nieto dejará que los gobernadores lidien solos con estos grupos de activistas o si definirá una estrategia integral para desactivarlos, como hizo en la Ciudad de México”.