Inmujeres llama a garantizar los derechos políticos de las mujeres en Chiapas

El Instituto Nacional de las Mujeres confía en que se dará puntual seguimiento a los casos donde las alcaldesas han sido sustituidas y se tomarán las medidas adecuadas para resolverlos.

Ciudad de México

El Instituto Nacional de las Mujeres hizo un llamado a las instituciones y autoridades electorales del estado de Chiapas para proteger los derechos políticos y de participación ciudadana de las mujeres, así como para que se garantice la integridad de quienes ejercen un cargo público.

Es imprescindible que las autoridades de la entidad salvaguarden los derechos humanos de las mujeres que ocupan algún cargo de toma de decisión, e impidan que el fenómeno de la violencia política por cuestiones de género obstruya su ejercicio político.

Lo anterior, considerando que tras el proceso electoral 2014-2015, en el que fueron electas 34 mujeres alcaldesas en la entidad, al menos en cuatro casos las presidentas municipales electas han renunciado o presentado solicitudes de licencia, para que posteriormente los cargos fueran ocupados por hombres.

No se puede permitir que la garantía de participación y representación de las mujeres en la esfera política sea vulnerada; menos al considerar el escaso número de alcaldesas en Chiapas, en donde hechos como los sucedidos ayer en el municipio de Chenalhó, las excluyen de la toma de decisiones.

Es fundamental considerar que avanzar en el tema de la participación política de las mujeres ha representado un trabajo conjunto entre las instituciones del Estado Mexicano, organizaciones de la sociedad civil y grupos de mujeres y hombres, que buscan garantizar la igualdad de género, la inclusión y el acceso a puestos de toma de decisiones, con el objetivo de incorporar la perspectiva de las mujeres en las políticas, normas y acciones emprendidas en la labor del gobierno.

El Instituto Nacional de las Mujeres confía en que se dará puntual seguimiento a los casos donde las alcaldesas han sido sustituidas y se tomarán las medidas adecuadas para resolverlos, teniendo en cuenta que la participación política de las mujeres es un derecho.