Presenta Cué iniciativa para combatir el bullying

La propuesta contempla multas desde 500 salarios mínimos, hasta trabajo comunitario a quien lo cometa y si son alumnos de una escuela y menores de edad la expulsión del plantel.

Oaxaca

El gobernador del estado, Gabino Cué, presentó ante Cámara de Diputados local, una iniciativa para combatir el "bullying", donde se garantiza la protección a los derechos de las niñas, niños y adolescentes y propone multas desde 500 salarios mínimos, hasta trabajo comunitario a quien lo cometa y si son menores de edad y alumnos de una escuela, hasta a expulsión inmediata del plantel.

La propuesta Cué, busca establecer las bases y procedimientos para la detección, prevención, asistencia y erradicación de la violencia y acoso escolar, además urge planes de capacitación para los padres de familia y docentes y propone sanciones correctivas para los involucrados, así como tratamiento psicológico a las víctimas.

La iniciativa que fue enviada tanto a las autoridades estatales, municipales, centros educativos públicos y privados, además de a padres de familia, representantes legales, niños, niñas y adolescentes, busca actualizar y perfeccionar un cuerpo legal que de la protección de las niñas, niños y jóvenes de Oaxaca que sean victimas del fenómeno.

De la misma manera urge crear un Manual de Convivencia Escolar y de este modo establecer comités estudiantiles de mediación, integrados por estudiantes del mismo curso, quienes fungirán en el papel de amigables conciliadores entre quienes han desarrollado actitudes agresivas e intimidatorias y las víctimas.

Asimismo, cuando el personal de los centros educativos tenga fundadas sospechas de situaciones de violencia y acoso, tendrán autoridad para comunicar los casos inmediatamente al superior jerárquico en las escuelas, y en su caso, a la Procuraduría para la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia.

De igual forma se prevé ofrecer orientación y capacitación a los padres de familia sobre la presente iniciativa de Ley, además de protocolos y estrategias para combatir la violencia y el acoso.

La iniciativa de Ley establece las características, los tipos y las causas generadoras de la violencia y acoso entre iguales, su detección y prevención, así como las infracciones, sanciones y medidas correctivas a quienes incurran en este acto.

Respecto a las sanciones se busca que los implicados en causar bullying sean sujeto a procedimiento preventivo y correctivo de orden civil y delictivo. Y se tratara de alumnos sea sujetos de inmediata expulsión de la escuela.

Se establece en la ley que "Todo acto que atente contra la salud emocional, integridad física, mental, psicológica de las niñas, niños y adolescentes, se sancionará con multas equivalentes de hasta quinientas veces el salario mínimo general vigente en el Estado, así como trabajo comunitario en instituciones educativa, de asistencia social o en instituciones privadas asistenciales".

Cabe destacar que en casos de violencia física que dé lugar a tratamiento médico, hospitalario, quirúrgico o terapéutico, deberá ser corregido con la expulsión de la persona agresora. Asimismo, los padres del agresor deberán cubrir el costo de los tratamientos médicos, hospitalarios y terapéuticos

En la postura de Cué, la propuesta de ley forma parte de un compromiso que no es exclusivo del Gobierno, sino un esfuerzo que demanda la colaboración de las y los maestros, los padres y madres de familia, los medios de comunicación y la sociedad en su conjunto, para fomentar una cultura que prevenga, combata y corrija esta práctica lamentable que forma parte de un mal hábito de conducta en la población en edad escolar en los niveles de educación básica, media superior y superior.

El documento también se contempla la obligación de todas las instituciones públicas, privadas o centros de atención a niños, niñas y adolescentes, de crear un Manual de Convivencia Escolar y de este modo establecer comités estudiantiles de mediación, integrados por estudiantes del mismo curso, quienes fungirán en el papel de amigables conciliadores entre quienes han desarrollado actitudes agresivas e intimidatorias.

Asimismo, cuando el personal de los centros educativos tenga fundadas sospechas de situaciones de violencia y acoso, deberán comunicarlo inmediatamente a su superior jerárquico, y en su caso, a la Procuraduría para la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia.

De igual forma se prevé ofrecer orientación y capacitación a los padres de familia sobre la presente iniciativa de Ley, además de protocolos y estrategias para combatir la violencia y el acoso.