Iniciarán empresarios “huelga de pagos” en Veracruz

Suspenden el pago de impuesto del 3% a la nómina. Los socios de la CANACO del estado dijeron estar conscientes de que con esta medida se arriesgan a recibir en sus negocios castigos fiscales, ...

Veracruz

Empresarios veracruzanos acordaron suspender por tiempo indefinido el pago del impuesto del tres por ciento a la nómina.

Sin importarles ya si en la sesión plenaria de la Legislatura local del martes próximo los diputados aprueben o no el uso de este recurso en el pago de deudas, como pretende el gobierno del estado, los empresarios decidieron no pagar nada más a esta administración.

Están conscientes de que con la "huelga de pagos" se exponen a recibir en sus negocios castigos fiscales, multas y recargos, sin embargo están dispuestos a correr el riesgo.

Los socios de la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo de todo el estado decidieron no pagar ni un centavo más, propuesta a la que se suman ya los integrantes de otras cámaras.

Eso significará quitarle al gobierno de Javier Duarte de Ochoa el 80% de los dos mil millones de pesos mensuales que le ingresan por este concepto, señaló el presidente de CANACO Veracruz, Jesús Muñoz de Cote Sampiery.

Las delegaciones de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Veracruz se sumaron también a esta medida.

Si el dinero del impuesto no se destina a obra e infraestructura, como está determinado desde la creación del gravamen, no pagarán nada más.

Después de tres reuniones de miembros de todas las cámaras y asociaciones empresariales de la región centro del estado con diputados de las diversas fracciones, a quienes pidieron no avalar la iniciativa enviada por el Ejecutivo estatal, la CANACO decidió no pagar; lo mismo hizo ya la CMIC y espera se sumen todas las demás cámaras y asociaciones.

"Varias cámaras y organismos nos hemos pronunciado en contra de pagar el impuesto a la nómina porque no se ha ocupado en la creación de infraestructura que tanta falta hace".

Tampoco estamos de acuerdo en que con ese dinero paguen a quienes hicieron obras o prestaron servicios en el pasado, cuando no hay la certeza de que realmente lo hicieron.

Tan solo de la Cámara de Comercio son unas 20 mil empresas y de las cuatro delegaciones de la Cámara de la Construcción son otro tanto, apuntó.

Saben que les puede acarrear sanciones, multas y recargos por no pagar, pero prefieren eso a seguir pagando un dinero cuyo uso no es para el desarrollo de infraestructura.

La moratoria de pago inicia ya y seguirá hasta que regresen al objetivo original de usar ese impuesto a la realización de obra e infraestructura, concluyó De Cote Sampiery.

El próximo martes 19 de julio el Congreso local determinará si aprueba la iniciativa enviada por el gobernador Javier Duarte de Ochoa para usar el dinero de ese impuesto al pago de deudas de esta y la anterior administración.

A decir de los diputados panista entre las empresas a las que pretenden pagar con lo del impuesto se encuentran algunas de las empresas "fantasmas" detectadas por la Secretaría de Hacienda y la Auditoría Superior de la Federación.

Sin embargo la Secretaría de Finanzas y Planeación estatal negó que en la lista de empresas a pagarles con el dinero del impuesto a la nómina se encuentre alguna de las que son investigadas.