Inicia campaña de canje de armas en Cuernavaca

La Secretaria de la Defensa Nacional anunció la instalación de módulos de recepción y registro de armas en cuatro colonias de la capital de Morelos. 

Cuernavaca

Bajo la óptica de que la entrega de un arma a las autoridades, ya sea para su destrucción o registro, es una forma de "cambiar nuestra realidad" porque reduce las posibilidades de accidentes mortales pero también de ser utilizadas para acciones criminales, autoridades locales pusieron en marcha la segunda campaña de canje y registro de armas de fuego.

El secretario de gobierno de Morelos, Matías Quiroz Medina aseguró que un arma de fuego representa un riesgo para la sociedad cuando se utiliza de forma clandestina o para provocar delitos, porque incide directamente en el incremento de la violencia y la criminalidad.

La Secretaria de la Defensa Nacional anunció la instalación de módulos de recepción y registro de armas en cuatro colonias de la capital del estado de Morelos (Santa María Ahucatitlán, Alta Vista, Antonio Barona y Satélite) cuya criminalidad es una constante en los últimos años, y hasta dónde pueden acudir todos los habitantes de la ciudad pero también del estado de Morelos.

Además de la SEDENA, el Gobierno del estado, el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y el Ayuntamiento de Cuernavaca participan en esta tercera campaña que se realiza en el estado de Morelos y cuyos resultados serán dados a conocer antes de que culmine el año según ofrecieron.

De acuerdo con Rafael Rueda, presidente del Consejo Ciudadano por la Seguridad, indicó que en esta tercera campaña esperan recuperar alrededor de 395 armas de diversas características y calibres.

Aquellas personas que entreguen sus armas de diverso calibre y características podrán recibir dinero en efectivo cuyas cantidades oscilan de hasta tres mil pesos; si es una escopeta cinco mil; si es un fusil hasta seis mil, en tanto que granadas representan mil 500 pesos y los cartuchos útiles representarán uno o dos pesos, si las armas y cartuchos están en buen estado y funcionamiento.

Los ciudadanos que entreguen las armas también podrán acceder a tabletas electrónicas si así lo preterieren.