Tardará solución del conflicto en Michoacán: obispo de Apatzingan

El prelado dijo que todos los sectores de la sociedad, "hemos dejado crecer a estos grupos", por lo que es ingenuo pensar que este problema terminará pronto.
El obispo de Michoacán, Miguel Patiño Velázquez, dijo que existe una esperanza para acabar con la problemática del estado en la que todos los sectores de la sociedad “debemos trabajar”.
El obispo de Michoacán, Miguel Patiño Velázquez, dijo que existe una esperanza para acabar con la problemática del estado en la que todos los sectores de la sociedad “debemos trabajar”. (Francisco García Davish)

Morelia

Ante la difícil situación que se vive en la región de Tierra Caliente, el obispo de Apatzingán, Miguel Patiño Velázquez aseguró que es ingenuo pensar que la problemática se va a solucionar pronto, pero que existe una esperanza en la que todos los sectores de la sociedad "debemos trabajar".

En conferencia de prensa, el jerarca católico reconoció que la situación en la zona es muy complicada, incluso para la Iglesia Católica en su deber de llevar el mensaje de paz a los feligreses entre sus parroquias, ya que "de nuestra gente, una está en territorio comunitario y otra en territorio templario, por lo que el discurso debe ser una forma para unos, y de otra forma con los otros, para encontrar la reconciliación".

Por tal motivo, señaló que parte de la función de todos los sectores, e incluso los medios de comunicación, es de promover la paz sin contraponer a las instituciones ni a los grupos, ya que "eso resulta peligroso en este momento".

En el encuentro con los representantes de los medios informativos, en el que también participaron los obispos de Morelia, Tacámbaro, Lázaro Cárdenas y Zamora, Patiño Velázquez apenas pudo contener el llanto que provoca la angustia en la que se encuentran muchas familias que viven en la Tierra Caliente, al explicar que debido a la situación, los cortadores de limón no pueden trabajar y se están quedando sin comer, mientras que en las huertas, el fruto se encuentra tirado.

Por tal motivo, el jerarca católico invitó a los medios de comunicación a llegar hasta las comunidades de la región "y no sólo hasta donde llega la carretera", ya que es en las localidades donde la gente necesita de ayuda.

El obispo apatzinguense señaló que han sido todos los sectores de la sociedad, "los que hemos dejado crecer a estos grupos, hasta convertirse en una situación muy compleja y en la que ahora todos debemos querer y empeñarnos en conseguir la paz".

En este sentido, consideró que no se deben de olvidar de su responsabilidad, los gobiernos anteriores que en su momento no hicieron nada y también dejaron crecer el problema, mientras que los políticos actuales deben estar en la zona para aportar con acciones y mensajes de paz, esperanza y reconciliación.

Ante la estrategia del gobierno federal, Miguel Patiño señaló que se percibe un interés de las administraciones estatal y de la República para controlar el problema, ya que por lo menos se ha visto que ya no hay bloqueos de carreteras, quemas de negocios, ni los "chicleros" de Apatzingán, que son niños y jóvenes que también están involucrados en el problema, haciendo un mal.

"Otra buena señal, es que se llevaron a los policías municipales, no solo de Apatzingán sino de otros municipios, para evaluarlos, por lo que habrá que esperar a ver si eso es un buen remedio, porque seguramente habrá algunos a los que les den las gracias".

Y es que, el obispo de Apatzingán, señaló que incluso hay autoridades en los municipios que están "coludidos con los grupos, y eso no está bien".

Por lo tanto, agregó que apenas las autoridades están conociendo de una forma más "real, dura y cruda" la situación que se vive en Tierra Caliente.

Iglesia denunció la problemática de Apatzingán desde los 80´s

Asimismo, en la rueda de prensa que se realizó en la Casa San Luis ubicada en la tenencia de Santa María, del municipio de Morelia, el obispo terracalenteño aseguró que es falso que apenas la Iglesia haya levantado la voz contra los problemas de inseguridad que ha generado el crimen organizado en la región, lo que incluso provocó la muerte de por lo menos cinco sacerdotes.

Informó que desde los años 80's se emitieron dos cartas pastorales, una por el sembradío de marihuana en la zona y la otra por los asuntos del narcotráfico, mientras que en los 90´s y principios del presente siglo, la Iglesia envió otras cuatro cartas más "y desde provincia se ha levantado la voz", precisó.

El Padre "Goyo" se mareó: Arzobispo

Por su parte, el arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, señaló que en los últimos días se ha aconsejado, de forma fraternal, al presbítero Gregorio López Gerónimo para que regrese a su vocación sacerdotal, ya que las acciones que ha emprendido en el municipio de Apatzingán, han sido a título personal, sin el acompañamiento de la Iglesia.

En la conferencia de prensa, el jerarca católico, explicó que en ocasiones las personas caen en la tentación de sentirse importantes y ser protagonistas, "por lo que creo que el Padre se ha dejado llevar por toda las cámaras y la fama que ustedes le han hecho (medios de comunicación) y la gente a veces se marea".

Por tal motivo, aseguró que una sanción o amonestación contra el sacerdote depende del comportamiento que asuma en los próximos días, mientras que hasta el momento, el llamado para él, ha sido a que "se serene y reflexione para que sea más sensato y auténtico sacerdote", puntualizó Suárez Inda.