Influenza para clases en 380 escuelas de Hidalgo

La SEP local confirmó la suspensión de labores, mientras que la subsecretaría de Salud estatal aseguró que no se contemplan medidas de aislamiento social; el martes regresan a las aulas.

Hidalgo, Jalisco y México

La vocera de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo, Mónica Núñez Vizzuett, confirmó la suspensión de clases desde el pasado jueves en 380 planteles de nivel básico de la región de Zimapán como estrategia preventiva contra la influenza A/H1N1, los más de 15 mil alumnos reanudarán labores el próximo martes.

En la entidad ya suman 86 las personas contagiadas por el virus y hasta el momento han ocurrido 12 defunciones. En el caso de Zimapán, se han detectado cinco casos, uno de ellos ya fue dado de alta y el resto
está fuera de peligro.

En tanto, la subsecretaria de Salud estatal, Ana María Tavares, en su momento aseguró que por la situación actual de influenza no se contemplaban medidas de aislamiento social, por lo que la suspensión de clases en escuelas obedece a decisiones acordadas por el Consejo Técnico Escolar, sin que haya sido indicación de la Secretaría de Salud local.

Para reducir el riesgo de contraer el virus de la influenza A/H1N1, la Secretaría de Salud de Hidalgo exhorta a la sociedad a vacunarse y reforzar las defensas de los niños y ancianos con alimentos ricos en vitamina C y A, así como abundantes líquidos.

Asimismo, llama a abrigarse bien al salir si permanece mucho tiempo en un lugar caliente, taparse la boca, cubrir los lugares donde puedan entrar corrientes de aire frío y lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel antibacterial.

La dependencia manifestó que la población en mayor riesgo de padecer alguna infección respiratoria son los menores de edad, las personas mayores de 60 años y las mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.

De acuerdo con autoridades de Salud estatal, las 12 personas fallecidas por influenza A/H1N1 solicitaron atención médica tres días después del presentar los síntomas, lo que dificultó su tratamiento efectivo.

Por ello exhorta a la población para que en caso de presentar fiebre de 38 grados o más, tos o dificultad para respirar y ataque al estado general, acuda de inmediato a su centro de salud y no automedicarse.

CAMPAÑA EN GUADALAJARA

La Universidad de Guadalajara comenzó el viernes pasado una campaña de vacunación contra  la influenza para académicos y administrativos, y prepara, para el próximo 4 de febrero, diversas medidas, como la implementación de filtros sanitarios y acciones de cuidado, ante el aumento de casos en Jalisco, informó el rector general Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla.

Está listo el cronograma de vacunación de los centros universitarios metropolitanos y regionales; algunos centros ya establecieron contacto con las autoridades sanitarias locales e iniciaron con la campaña desde el lunes pasado.

La universidad brinda además información sobre el padecimiento, síntomas y tratamientos durante los cursos de inducción para alumnos de primer ingreso y el examen de diagnóstico de inglés, dijo el rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), doctor Jaime Andrade Villanueva, quien agregó que existe preocupación, mas no alerta epidemiológica, ante un incremento de los casos de influenza a escala mundial, particularmente en China y Estados Unidos, se incrementó 88 por ciento, sobre todo en jóvenes.

SIN RESPUESTA

La senadora Silvia Garza afirmó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha manejado el problema de la influenza de manera irresponsable, pues cada día aumentan los contagios y los decesos sin que se vea una respuesta de la autoridad ante la emergencia de salud que estamos sufriendo.

La legisladora indicó que “al parecer ha imperado la indiferencia, la falta de información y la opacidad en el manejo de esta crisis, y las más perjudicadas han sido, como siempre, las familias que han visto cómo sus seres queridos han enfermado y algunos, lamentablemente, fallecido”.

La panista refirió que este año han ocurrido más muertes (123) por influenza que en 2009, año en el que hubo 83 decesos, “esto indica que la realidad ha desbordado la política de silencio de las autoridades federales”.

“Nos da la impresión de que hubo displicencia y no se ha atendido ni informado a la población de forma amplia y a detalle, lo cual ha complicado aún más esta grave urgencia de salud que flagela al país”, sostuvo.