Por falta de atención, mujer pierde a su bebé en Chiapas

Mario Alberto Reyes, esposo de Mercedes, informó que acudieron al Hospital de Zona número 2 del IMSS, en donde les informaron que todavía le falta tiempo al bebé.

Chiapas

A cinco días del fallecimiento de una bebé de cinco meses de edad por broncoaspiración en el Hospital de Zona número 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Chiapas, otro presunto caso de negligencia médica se registró con el reporte del deceso de otro infante que murió dentro del vientre de su madre por falta de atención hospitalaria.

Los hechos se registraron en el mismo nosocomio, ubicado en Tuxtla Gutiérrez, capital del estado, conocido popularmente como “5 de Mayo”, donde según denunció Mario Alberto Reyes Rodríguez, los médicos del hospital negaron la atención hospitalaria a su esposa con el argumento de que aún le faltaba tiempo por nacer a su hijo.

El hombre, originario del municipio de Chiapa de Corzo y derechohabiente del IMSS, precisó que su cónyuge Mercedes Martínez Hernández acudió a la semana 40 del embarazo a dicho hospital debido a que se encontraba a punto de dar a luz el pasado 28 de mayo.

A pesar de acudir incluso con el director de la unidad médica, la mujer no fue aceptada. Al día siguiente volvió a presentarse y al ser sometida a revisión el médico de guardia les informó que el producto había fallecido por haberse pasado el tiempo de su nacimiento.

Fue tres días después del deceso del infante dentro del vientre de la madre que los médicos del IMSS procedieron a retirar el cadáver de una niña, a quien pensaron llamar Evelin Arlet. Las irregularidades continuaron incluso con el acta de defunción, que fue entregada con errores. Agregó que el expediente de su esposa está siendo ocultado por el personal.

A finales de mayo, una menor de cinco meses falleció por broncoaspiración en la misma clínica del Seguro Social, a quien según el padre de la niña, negaron incluso morfina para aliviar los dolores del cáncer que padecía su hija, así como el traslado a la Ciudad de México para continuar con los estudios.

A inicios de año, el coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana de la Diócesis del Soconusco, César Augusto Cañaveral Pérez, documentó las negligencias médicas que llevaron a la muerte a su padre, en un caso donde los análisis fueron alterados y “desaparecidos” para ocultar las evidencias en el hospital del IMSS en Tapachula.

Recientemente, Lorenzo López Méndez, coordinador de la oficina foránea de la CNDH en San Cristóbal de las Casas, informó que el IMSS en Chiapas es la institución que más quejas tiene ante ese organismo por negligencias médicas, principalmente en las zona indígenas.

Entre estas destacan negar la hospitalización, cirugías a destiempo, maltrato al paciente, falta de médicos y medicamentos y trato discriminatorio hacia las personas. Tan sólo en los hospitales de Guadalupe Tepeyac y Benemérito de las Américas se reciben tres mil quejas anuales, detalló.

Por su parte, María Guadalupe Aguilar Curiel, coordinadora delegacional de Comunicación Social del IMSS en Chiapas, aseguró que pronto dará respuesta oficial a los casos de los infantes muertos recientemente.