Impulsa senador movimiento contra linchamiento de Aguirre

El legislador perredista, Sofío Ramírez reprocha actitud tardía de la federación.

Chilpancingo

El senador perredista, Sofío Ramírez Hernández anunció la creación de un movimiento encaminado a frenar el linchamiento político contra el gobernador con licencia, Ángel Aguirre Rivero y sus principales operadores.

En Chilpancingo, el representante popular se sumó a las voces que reclaman se haga justicia en el caso de las víctimas mortales de la noche del 26 de septiembre en Iguala, además de que aparezcan con vida los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, para que una vez que eso ocurra se castigue a los responsables.

"Nosotros tenemos la esperanza de que los jóvenes aparezcan con vida, de que se haga justicia y que tengamos la oportunidad de conocer la verdad", aseveró.

De acuerdo al senador Ramírez Hernández, la detención del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velásquez y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, ayudará en mucho a conocer la verdad histórica de los hechos.

Por eso apuntó: "No engañemos al pueblo de Guerrero con el linchamiento hacia el gobernador Ángel Aguirre, tampoco engañemos al pueblo de México; ningún gobernador constitucional es jefe administrativo de un presidente municipal, tampoco son líneas de mando de los policías".

Explicó que en el caso de la noche del 26 de septiembre, desde el principio se detonaron armas de uso exclusivo del Ejército Mexicano, por lo que debieron movilizarse elementos de la Policía Federal y del Ejército Mexicano, lo que no ocurrió.

Agregó que al aparecer un joven desollado, que se confirmó era estudiante de las Normal de Ayotzinapa, quedó claro que se tenía presente la marca de la delincuencia organizada, sin embargo, las autoridades federales esperaron diez días para intervenir.

Refirió que gracias a que las fuerzas estatales intervinieron la misma noche del 26, en calles, azoteas y colonias populares de Iguala se logró la recuperación de más de 64 normalistas rurales, lo que quedó documentado en actas ministeriales.

Por eso aseveró: "Si las autoridades federales hubieran actuado de manera conjunta con el estado, los desaparecidos quizá en estos momentos fueran menos".

Para él, asumir la defensa de Aguirre es una obligación moral, que también implica defender a las instituciones locales.