Impiden ejidatarios acceso a obra de Macrotúnel en Acapulco

Ingenieros de la construcción advierten que la acumulación de agua podría ocasionar deslaves. Comuneros reclaman una indemnización porque dicha obra se realiza en sus tierras.
Héctor Rivera, funcionario del gobierno estatal dijo que no se descarta el uso de la fuerza pública para entrar a la obra y realizar el desagüe.
Héctor Rivera, funcionario del gobierno estatal dijo que no se descarta el uso de la fuerza pública para entrar a la obra y realizar el desagüe. (Javier Trujillo)

Acapulco

Un grupo de comuneros y ejidatarios de Cayaco-Puerto Marqués, impiden el paso a personal de Protección Civil e ingenieros de la Comisión de Infraestructura Carretera y Agropecuaria de Guerrero (CICAEG), quienes dicen es urgente que se drene el agua acumulada en el acceso del Macrotúnel, porque existe la posibilidad de un derrumbe.

Hace más de ocho meses los ejidatarios y comuneros mantienen un plantón y reclaman una indemnización al gobierno de Guerrero por la obra del Macrotúnel, que aseguran se realiza en sus tierras.

Esta mañana, al filo de las 08:30 horas más de medio centenar de efectivos de la Policía Estatal, y empleados de la magna obra, así como de PC, arribaron al lugar para elaborar un dictamen.

Más tarde al filo de las 10 horas llegaron media docena de camionetas de antimotines del gobierno estatal, lo que generó enconos verbales porque los ejidatarios estimaron que se pretendió intimidarlos.

Fue casi a las once horas que los ejidatarios permitieron el paso a dos especialistas, pero antes de llegar a la entrada del túnel, la representante jurídica de los comuneros, Jenny Sánchez Rodríguez, les impidió el paso y les exigió a los especialistas documentos que les permitiera avalar la realización del dictamen.

"La intención es cumplir la autorización de la extracción del agua para evitar alguna cuestión al interior del túnel", dijo el representante de las autoridades estatales, Abel de la Cruz Martínez.

En tanto los quejosos argumentaron que para permitirles el paso era necesario que se llevara a cabo una asamblea de los comuneros la que podría determinar si les permiten acceso al Macrotúnel, pues los inconformes dicen que no les han pagado sus tierras desde el año pasado.

En el predio donde se realiza la obra, el geólogo Daniel Saucedo dijo que existe peligro de que se registre el deslave de rocas en la entrada, y les hizo entrega del dictamen al grupo de ejidatarios.

Tras conversar con los inconformes se acordó realizar una reunión este día para acordar la fecha de la asamblea ejidal.

No obstante, Héctor Rivera, funcionario del gobierno estatal, indico que las autoridades realizarán una sesión para considerar los riesgos y advirtió que no se descarta el uso de la fuerza pública para entrar a la obra y realizar el desagüe.