Impedirá Canacintra presencia de Uber en Morelos

La presidenta del sector cameral, María Teresa Ordoñez, dijo que buscarán acciones legales para frenarlos. Prevén que haya violencia cuando dicha empresa funcione totalmente, pues es una ...

Morelos

El sector transportista de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Morelos, se prepara para combatir el ingreso de los taxis Uber a la capital del estado, y para ello no sólo iniciarán acciones legales sino también buscarán el cobijo de las autoridades del estado.

María Teres Ordoñez Rayón, presidenta del sector cameral, dijo que los empresarios e integrantes del gremio prevén que pueda haber violencia cuando el funcionamiento de Uber sea total, ya que ello representa una competencia desleal que no sólo afectará los ingresos de forma inmediata, sino que también dejará sin empleo a miles de familias.

"Nosotros vamos a buscar la manera de realizar acciones legales, vamos a ver la forma de que no haya violencia, pero también vamos a buscar una cercamiento a las autoridades para ver de que manera podemos frenar esto", apuntó la dirigente.

De acuerdo a publicaciones periodistas, el sistema de transporte sin itinerario fijo por computadora, conocido como Uber, comenzaría a funcionar esta semana en la ciudad de Cuernavaca, y aun cuando no existe una certeza de ello, en el sector transporte ya lo da como un hecho.

Actualmente el sector transportista de la entidad vive un proceso de inquietud, ya que el gobierno de Morelos busca reordenar el transporte público y fortalecer la movilidad, por lo que uno de los proyectos para fortalecerla es la desaparición de decenas de camiones de las angostas calles de la ciudad capital para incorporar un metrobús.

Además, la secretaría de Movilidad y Transportes de Morelos, pidió a los miles de taxistas que pintaran sus vehículos con distintivos para identificarlos, lo que en general, ha ocasionado inquietud y cierta resistencia de los transportistas.

Ordoñez Rayón consideró que Uber es una competencia desleal para sus agremiados, ya que ellos no requerirán de una concesión para funcionar, pero tampoco serán supervisados por la autoridad, ya que es casi secreta su forma de trabajar.

"Uber es totalmente diferente, nosotros somos regulados y ellos no son regulados, y es ahí donde empiezan los problemas; nosotros cumplimos y pagamos los impuestos, la concesión, rotulamos nuestro vehículo, tenemos un seguro de viajero cumplimos con capacitación para los operadores", indicó.

Es una situación que a nosotros y al gobierno se les ha salido de la manos. No sabemos cuantos taxis Uber andarán en Cuernavaca o en Morelos, pero ese asunto comienza de poco en poco, y cuando nos demos cuenta van a ser decenas, por lo que iniciaremos acciones legales de inmediato, y necesitaremos para frenarlos, el apoyo del gobierno, insistió.