La Iglesia en Hidalgo es pobre, dice Arzobispo ante pago de impuestos

El Arzobispo de Tulancingo detalló que “nosotros no somos una asociación de lucro, sino de servicio, y que nosotros nos dedicamos a hacer el bien”.
El rector Humberto Verás Godoy entregó un reconocimiento a la Arquidiócesis de Tulancingo por la presentación del libro “150 años de Arquidiócesis de Tulancingo”.
El rector Humberto Verás Godoy entregó un reconocimiento a la Arquidiócesis de Tulancingo por la presentación del libro “150 años de Arquidiócesis de Tulancingo”. (Fannia Cadena)

Tulancingo

El Arzobispo de la Arquidiócesis de Tulancingo, Domingo Díaz Martínez, aseveró que la iglesia en Hidalgo es "pobre", al referir que la declaración de impuestos al Sistema de Administración Tributaria (SAT) de manera electrónica perjudica las obras que la provincia eclesiástica realiza en las zonas rurales de la entidad.

"Nosotros somos una iglesia pobre, como es nuestra gente en el estado de Hidalgo, apenas tenemos para sobrevivir", expresó ayer el clérigo durante la presentación del libro titulado "150 años de Arquidiócesis de Tulancingo" en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

El prelado agregó que "nosotros no somos una asociación de lucro, sino de servicio, y que nosotros nos dedicamos a hacer el bien".

Por ello, confió en que las autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público comprendan el papel de la iglesia, para que no se vean disminuidas las obras de caridad que está realizando.

Precisó que la Arquidiócesis de Tulancingo está conformada por 97 iglesias que cuentan con un sacerdote, las cuales se ocupan de hacer obras de caridad en las comunidades, según el Arzobispo.

En entrevista, dijo que la iglesia en Hidalgo tiene como meta ser más caritativa, "porque la realidad lo está pidiendo y que seamos más activos, que nos pongamos a trabajar para bien de la sociedad"; y citó que en Hidalgo existen más de 10 mil sordomudos a quienes deben de asistir.

El padre Juan Bautista Salinas, autor del libro, explicó que la historia es ejemplo de lo presente y advertencia del porvenir. Dijo que la obra hace referencia al siglo XIX que es clave para la iglesia en México cuando tienen persecuciones por parte de algunos gobiernos del país, para establecerse.

La obra presenta una relación histórica de la diócesis de Tulancingo que aborda distintos aspectos y que cuenta con una bibliografía de difícil adquisición, pero que pueden ser consultadas por futuros investigadores, precisó ante integrantes de la comunidad universitaria encabezados por el rector Humberto Veras Godoy, el autor, párroco Juan Bautista Salinas, quien expresó que representa un honor presentar la obra en el "principal centro cultural del estado": la Autónoma de Hidalgo.

Al respecto el investigador del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades Edgar Noé Blancas Martínez, precisó que la publicación está bien fundamentada ya que contiene a lo largo de las 760 páginas 333 anotaciones, además de 285 documentos referenciados que datan del año 1585 hasta documentos del 2012, divididos en 13 capítulos.

"Con un lenguaje sencillo, el autor permite al lector entender el contexto histórico de la Diócesis en México y Europa durante el siglo XIX".

Blancas Martínez calificó la obra como importante para el conocimiento de la historia de la diócesis de Hidalgo y otros municipios de Veracruz y Puebla.

Finalmente el rector Humberto Verás Godoy entregó un reconocimiento a la Arquidiócesis de Tulancingo, por la presentación del libro "150 años de Arquidiócesis de Tulancingo", la cual se conformó desde 1864, a 2014.

En la presentación del libro estuvieron presentes el presidente del Patronato Universitario Gerardo Sosa Castelán, el director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) Edmundo Hernández Hernández y el presidente de Consejo Estudiantil Universitario Jorge Mayorga Olvera, entre otras autoridades.