Obispo de Tehuantepec pide diálogo entre autoridades y CNTE

El obispo Oscar Campos Contreras de Tehuantepec pidió que las autoridades detengan los enfrentamientos entre policías y maestros disidentes, y establecer mesa de diálogo.
El obispo dijo que  para no afectar más la educación de los jóvenes, autoridades y maestros deben poner "la razón por encima de la pasión".
El obispo dijo que para no afectar más la educación de los jóvenes, autoridades y maestros deben poner "la razón por encima de la pasión". (Cuartoscuro)

Oaxaca

El obispo Oscar Campos Contreras y sacerdotes de la diócesis de Tehuantepec, Oaxaca, advirtieron que en “los conflictos se cuelan y se cuelgan muchos intereses diversos para sacar ganancia del rio revuelto”,  por lo que llamaron a las autoridades y maestros de la CNTE al diálogo, para así evitar actos de violencia como los registrados en Nochixtlán.

 Aseguraron que el futuro de los niños “no puede verse como moneda de cambio para los intereses de cualquier grupo. Nadie debe hipotecar el porvenir de las nuevas generaciones”.

El presbiterio de esa diócesis dijo en un comunicado, que en los últimos días se ha agravado la situación de la entidad por los reclamos del magisterio disidente, “la actual tensión social no puede verse como un problema pasajero o aislado, pues tiene como caldo de cultivo los rencores alimentados por las carencias y las frustraciones sociales que han padecido estos pueblos.

Eso hace que cualquier problema se convierta en un catalizador que agrupa a otros, haciendo más grandes los conflictos y más difíciles las soluciones”, comentó.

Desde hace bastante tiempo, se menciona la  violencia, la injusticia,  pobreza, ignorancia, el  crimen y la corrupción, por eso señaló  “todos estamos llamados a trabajar con urgencia para que en nuestra región y en todo el estado sea posible una convivencia social armónica que permita el desarrollo integral de los niños y los jóvenes”.

Destacó que para lograr eso es necesario “tender puentes de diálogo”, pues lo que se consigue con autoritarismo o violencia sólo puede alimentar respuestas de la misma naturaleza. Llamó a las autoridades y  maestros a poner “la razón por encima de la pasión”.