Gastan en BC 400 pesos más al realizar sus despensas

Una familia de cuatro personas en Tijuana gasta cinco mil 100 pesos, cuando el el 2013 destinaba cuatro mil 750 pesos
Precios supermercado
Precios supermercado (Korina Sánchez S.)

Tijuana

Las familias bajacalifornianas han tenido que pagar este año 400 pesos más por su canasta básica que en el 2013, lo que se traduce a un aumento del 8 por ciento, debido a la inflación que ha generado la homologación del IVA en la frontera, según estimaciones de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef).

Para comprar los alimentos básicos, una familia de cuatro personas en Tijuana gasta cinco mil 100 pesos, cuando el año pasado destinaba cuatro mil 750 pesos; mientras que en Mexicali cuestan cuatro mil 800 pesos, de cuatro mil 400 en 2013, afirmó el catedrático, Noé Áaron Fuentes, en la presentación del estudio realizado por el observatorio económico del aumento del IVA en la región fronteriza.

"El análisis es: el IVA genera inflación y esa inflación se comunica con el consumo de los hogares, con la actividad económica de las empresas y la generación de empleos en el estado", argumentó.

Tijuana y Mexicali han sido las ciudades en Baja California más impactadas por el aumento del IVA al 16 por ciento y registran una inflación de 4.56 por ciento y 5.41 por ciento, respectivamente, cuando el promedio nacional es de 3.89 por ciento, en el primer cuatrimestre del año.

Según el reporte de El Colef, a un habitante de esas ciudades le cuesta 100 pesos más surtir su despensa y al final de 2014 habrá gastado en ella cinco mil pesos más que en 2013.

El limón, la carne de res, la naranja, el plátano y los frijoles son los componentes básicos de los platillos de las familias y han aumentado un 56 por ciento; Fuentes explica que se debe en parte a la lejanía para el traslado de los alimentos lo que ha contribuido con la carestía de la canasta básica.

"Es un factor estructural, entonces lo que tú necesitas hacer es hacer una política de abasto o de apoyo para el abasto en la región fronteriza; hay muchas clases, si hay un beneficio económico para los actores económicos, podemos traer de donde sea",  afirmó.

Los efectos recesivos no se limitan al poder adquisitivo de la población en Baja California, sino están aunados la baja del 30 por ciento en las ventas en el comercio local y el cierre de 80 establecimientos en Tijuana, debido a la dificultad para cumplir con los requisitos de la reforma fiscal.

De acuerdo a los especialistas, la entidad fronteriza podría estabilizarse en tres años de las repercusiones económicas que ha causado el IVA.