Cierran tienda del ISSSTE en Veracruz

Durante la semana fueron ofertados al 2x1 y al 3x2 diversos tipos de productos de menor demanda que vaciaron la mayoría de los estantes de la negociación.

Veracruz

De nada sirvieron protestas, bloqueos, plantones, demandas, llamados y advertencias de jubilados y habitantes del Estatuto Jurídico en Boca del Río por evitar lo que llaman despojo de un bien de los ex burócratas por parte del gobierno federal y el director general del ISSSTE, Sebastián Lerdo de Tejada.

De poco valieron los oficios difundidos por el delegado del ISSSTE en Veracruz, Gonzalo Morgado Huesca negando el hecho.

La tienda del ISSSTE del Estatuto Jurídico, ubicada sobre la avenida Urano y Jardines de Virginia en Boca del Río fue rematada y mañana 31 de enero será el último día en que abra sus puertas.

Durante la semana fueron ofertados al 2x1 y al 3x2 diversos tipos de productos de menor demanda que vaciaron la mayoría de los estantes de la negociación.

Este día de manera presurosa y contra reloj enviados del Instituto empaquetaban la mercancía restante que será trasladada a otras sucursales, pues la negociación deja ya de operar.

En su lugar y a decir de los propios jubilados que por meses alertaron del problema, será construida supuestamente una tienda del grupo Chedraui.

Los 22 empleados de la tienda, muchos de ellos con más de 20 años de servicio, serán reubicados a las clínicas y hospitales y quienes acepten serán liquidados o jubilados, si reúnen los requisitos.

Esta es una de las 30 tiendas que la administración de Enrique Peña Nieto decidió cerrar en el país este año, de un total de 260 que se tienen.

El argumento fue que las mismas resultaban incosteables, no son competitivas, ni productivas, olvidando que las mismas se crearon no para que fueran un súper negocio,  sino para apoyar a los burócratas federales, quienes recibían descuentos en sus compras en las negociaciones.

Entre los empleados de la tienda hay preocupación; a pesar de que les aseguraron que no serían despedidos, sino reubicados, no confían en la promesa de los funcionarios, “porque son del PRI y miren como nos tienen, más jodidos que cuando estuvo en PAN y eso que los azules fueron malos para gobernar”, comenta una de las empleadas, mientras acomoda la mercancía en los anaqueles donde solo estarán unas cuantas horas más.

Las cortinas serán cerradas al terminar el mes. Hoy el remate y las ofertas al 2x1 son escasas, hay más clientes que productos en oferta.

“Si así hubiera estado todos los días no nos hubieran cerrado”, expresa con pesar otro trabajador de nombre Francisco, quien confía en que lo reubiquen en la clínica o bien en el Hospital General de Alta Especialidad de Díaz Mirón, “aunque sea en almacén”; muchos de ellos son de confianza, no sindicalizados y son los que pudieran quedar sin empleo.

Los exburocratas federales liderados por María Dolores Tiburcio García, de la Asociación de Jubilados se dicen decepcionados por lo que llamó un engaño del Delegado del ISSSTE, Gonzalo Morgado y del director general del Instituto, quienes negaron varias veces la venta del lugar.

En el predio donde está la tienda  de las calles Urano, Lázaro Cárdenas y Adolfo López Mateos se encuentran además la Unidad Administrativa de Prestaciones Económicas y la Casa del Trabajador donde los jubilados participan en actividades como yoga, tai chi, ballet, costura y gimnasia cerebral.

Cuando los ahora jubilados estuvieron activos se les descontaba la parte correspondiente al pago del predio y las instalaciones, por lo que son copropietarios del mismo.

Sin embargo el ISSSTE hizo un convenio de compra-venta  con Chedraui y el terreno de mil 632.36 metros cuadrados  que vale unos 15 millones de pesos, será entregado a la empresa privada. De eso los pensionados no tocan nada, ni la devolución de las cuotas aportadas.