INAH coordina edición de Constitución de Yucatán en lengua maya

Se tiene proyectado hacer versiones electrónicas para descargar desde las páginas de las instituciones involucradas en el proyecto, informó el lingüista Fidencio Briceño Chel. 

Mérida

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), coordinaron la edición en lengua maya de la Constitución Política del Estado de Yucatán y la publicación bilingüe (maya-español) de la Ley para la Protección de los Derechos de la Comunidad Maya de esta entidad.

Resultado de un proyecto conjunto entre diversas instituciones, dichas ediciones tienen como propósito que el pueblo maya cuente con estos instrumentos jurídicos en su propia lengua, señaló el INAH en un comunicado.

Dichas instituciones son el INAH, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, la Secretaría de la Cultura y las Artes del Gobierno del Estado de Yucatán, el Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (Indemaya) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Ambas ediciones tienen un tiraje de tres mil ejemplares que se entregarán gratuitamente a los 106 municipios de Yucatán, a autoridades estatales, diputados y abogados.

Así como a jueces mayas, figura jurídica recientemente reconocida en el estado a partir de la creación de la Ley para la Protección de los Derechos de la Comunidad Maya del estado de Yucatán.

Asimismo, se tiene proyectado hacer versiones electrónicas para descargar desde las páginas de las instituciones involucradas en el proyecto, informó el lingüista Fidencio Briceño Chel, adscrito al Centro INAH Yucatán y coordinador de ambas traducciones.

Explicó que la maya es la variante lingüística más hablada en el país, pero de los 530 mil hablantes que hay en Yucatán, apenas el uno por ciento lee o escribe en este idioma.

Por lo cual, abundó, se harán grabaciones de estos instrumentos jurídicos para que puedan ser conocidos por los pobladores y se difundirán cápsulas con algunos fragmentos de dichos documentos.

“El objetivo es que los hablantes de lengua maya conozcan las leyes y los derechos que tienen y difundir el uso del idioma en los medios escritos”, apuntó.

Señaló que “si bien la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ha sido traducida a cerca de 20 lenguas indígenas, es la primera vez que una constitución estatal se traduce a un idioma indígena”.

El especialista indicó que esta labor significó un enorme esfuerzo, porque se trata de documentos de orden jurídico con un lenguaje especializado.

Resaltó que los traductores que intervinieron en el proyecto desarrollaron una técnica propia y crearon un vocabulario para trasladar los términos jurídicos y entenderlos desde la cosmovisión maya, todo lo cual conllevó un trabajo lingüístico, cultural y epistemológico.

Respecto de la Ley para la Protección de los Derechos de la Comunidad Maya del Estado de Yucatán, emitida el 3 de mayo de 2011 y aprobada por el Congreso local, detalló que en ella se precisa cuáles son los derechos y obligaciones que tienen las comunidades mayas.

Comentó que estas ediciones son producto del Proyecto de Documentación, Fortalecimiento y Difusión de la Lengua Maya, que está bajo su coordinación en el área de lingüística de la delegación del INAH en la entidad.

Que tiene como objetivos visibilizar la lengua maya y crear espacios para la capacitación de jóvenes como traductores, intérpretes y peritos lingüísticos.

“Desde hace diez años el INAH empezó a dar esta capacitación y se han formado más de 100 personas en los tres estados de la Península de Yucatán, que participan en juicios orales y colaboran con peritajes lingüísticos y con la procuraduría del estado”, dijo.

En este esfuerzo colaboran la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Escuela Nacional de Antropología e Historia, el Indemaya y la delegación de la CDI en Yucatán, así como organizaciones civiles y las academias de la lengua maya.

Briceño Chel refirió que las ediciones en lengua maya de la Constitución Política del Estado de Yucatán y bilingüe maya-español de la Ley para la Protección de los Derechos de la Comunidad Maya son herramientas imprescindibles para que estas personas puedan hacer efectiva su labor.

“De esta manera, el INAH no sólo cumple con el objetivo de salvaguardar el patrimonio arqueológico e histórico, sino también el lingüístico, en tanto que Yucatán, con este proyecto, se ha colocado a la vanguardia en el respeto a los derechos humanos y la preservación de la lengua maya”, concluyó.

Ambas ediciones se presentarán el próximo 14 de diciembre en la Zona Arqueológica de Uxmal.