Habitantes de Motozintla toman hospital del IMSS

Los inconformes tomaron las instalaciones del Hospital Rural en Chiapas, protesta por el presunto maltrato de los médicos y enfermeras del lugar hacia la población.

Tuxtla Gutiérrez

Personal médico y de enfermería adscritos al Hospital Rural del IMSS en Motozintla, Chiapas, fueron despojados de pertenencias y algunos de su vestimenta, para ser expuestos a los rayos del sol en represalia por supuestas irregularidades y negligencias médicas que cobrarían la vida de algunas mujeres y niños en ese nosocomio.

Un numeroso grupo de habitantes de ese municipio se apoderaron sorpresivamente de las instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cuyo titular en el estado es Yamil Melgar Bravo, ubicado en el edificio marcado con el número 800 de avenida Las Canoas.

Los inconformes, integrantes de diversas organizaciones sociales, sometieron a parte del personal, a quienes presuntamente despojarían de algunos objetos de valor e, incluso de sus camisas, para ser trasladados al patio del edificio e hincados bajo los rayos del sol.

La actitud violenta de los quejosos radica, según dijeron, en la pésima atención que reciben del personal que incluso ha llevado a la muerte a pacientes, sobre todo en el área donde se atienden a mujeres embarazadas o parturientas.

Citaron como ejemplo que en esta semana una mujer ingresó con la fuente rota, sin embargo, no fue atendida sino hasta 15 horas después de su ingreso, tiempo en el que el bebé estuvo en riesgo al beber líquido amniótico. Al ser dada de alta los médicos asentaron que había ingresado 24 horas después para evadir responsabilidades.

Este viernes se intentó obtener telefónicamente la versión oficial de los directivos de ese hospital, sin embargo, la encargada precisó que en ese momento los funcionarios se encontraban en una reunión por lo que no se podría atender la llamada.

No obstante, personal del IMSS aseguró que ya se atendieron a los inconformes y que el nosocomio se encuentra trabajando con normalidad, descartando las presuntas negligencias médicas ya que, supuestamente, se trató de un hecho político.