Reubican poblado de Guerrero arrasado por huracanes

La Sedatu trasladó la comunidad El Capricho, el cual era conformado por 136 familias, afectadas por los fenómenos naturales de septiembre.

Guerrero

El Capricho fue una de las comunidades afectadas por las lluvias de septiembre, ubicado en el municipio de Ometepec, Guerrero, por lo que al menos 136 familias fueron reubicadas, luego de los daños que sufrieron sus viviendas.

Un informe de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano detalla que las calles de esta comunidad eran de terracería, las casas de madera y adobe, con techos de lámina, lo que las dejaba en una situación vulnerable ante un fenómeno natural.

Por ello, la Sedatu decidió reubicar a 136 familias a El Nuevo Capricho, el cual estará a 4 mil 200 metros de distancia de sus anteriores viviendas, “Dejarán los pisos de tierra y las casas de madera cuya propiedad no podían demostrar por carecer de los documentos correspondientes”, informaron en un comunicado.

Las nuevas viviendas fueron construidas con block y cemento, además de que cuentan con servicio de agua potable y fosas sépticas, se les instaló infraestructura eléctrica y se les entregará escrituras que los acredite como propietarios de esas viviendas.

“En unas semanas más, los habitantes contarán con un territorio seguro, libre de inundaciones y deslaves”, indica la dependencia.

La edificación de las nuevas viviendas registra 70 por ciento de avance y el proyecto incluye un centro de salud con el doble de la capacidad que tenía el anterior, y una escuela para los tres niveles básicos de educación.

El titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, afirmó dijo que El Nuevo Capricho será un lugar donde cualquier mexicano desearía vivir, ya que su entorno lucirá moderno y seguro.

“Se trabaja en forma ininterrumpida, la maquinaria no se detiene, las palas mantienen el ritmo y el cemento no deja de fluir”, insistió el secretario.