“Pasamos de huéspedes a refugiados”

El huésped de un hotel de Puerto Vallarta narró el miedo que sintió por la alerta del huracán “Patricia” y las dificultades que vivió este viernes para tomar un autobús hacia Guadalajara.
El hotel One Puerto Vallarta Aeropuerto protegió puertas y ventanas ante el posible impacto de “Patricia”.
El hotel One Puerto Vallarta Aeropuerto protegió puertas y ventanas ante el posible impacto de “Patricia”. (Jesús Anguiano)

Ciudad de México

Jesús llegó a Puerto Vallarta el miércoles por motivos de trabajo. Se sentía tranquilo. Pero el jueves por la noche comenzó a preocuparse. El personal del hotel donde se alojaba avisó a los huéspedes que debían salir de ahí al día siguiente, y por la mañana les informaron que debían refugiarse en el Centro de Convenciones de la ciudad. La cercanía del huracán “Patricia” era inminente.

El jueves, antes de que llegara a su hotel, estaba en Plaza Caracol y escuchó en las noticias que “Patricia” avanzaba hacia Jalisco con categoría 4. Observó cómo Protección Civil alertaba a los negocios del centro comercial para que tomaran precauciones. 

Cuando llegó al hotel One Puerto Vallarta Aeropuerto, los empleados dijeron a sus clientes que a partir de ese momento dejaban de ser huéspedes para convertirse en refugiados.

Jesús sólo durmió dos horas. Vivió momentos de pánico durante la madrugada. Le daba vueltas a cómo haría para salir a primera hora hacia la Ciudad de México. Su agenda de trabajo se veía interrumpida.

Por la mañana de este viernes, la mayoría de los hoteles de Puerto Vallarta desalojaban a los huéspedes. 

“Yo tenía mi boleto de autobús para hoy a las 7:00 pm. Tuve que hacer una fila muy larga para poder cambiar el horario a los (camiones) que estaban saliendo en la mañana. Me fui (temprano) a la terminal para poder conseguirlo. Ya estaba todo lleno y sólo abrieron tres autobuses”, relata Jesús Anguiano Salazar a MILENIO por mensajes de texto, mientras viaja hacia Guadalajara para tomar otro autobús que lo traslade a la Ciudad de México.

Minutos antes de las 4:00 de la tarde, Jesús iba a más de la mitad del camino entre Puerto Vallarta y Guadajalara. Se sentía más tranquilo. “Aunque el clima no está tan favorable y hay tráfico”.

—¿Cómo percibes a otros pasajeros?, le pregunta el reportero.

—Vienen platicando del tema (del huracán) y atentos a las noticias porque algunos dejaron sus casas y van a Guadalajara con familiares, responde.