Houston está bonito, pero me aburrí: Alondra

Alondra "N", la menor que fue sacada de su escuela en Guanajuato por la policía y llevada a EU, dijo que Houston es bonito, pero que no se compara con estar con sus papás.
La joven manifestó su felicidad por haber regresado con su familia.
La joven manifestó su felicidad por haber regresado con su familia. (Mario Armas/AP)

Ciudad de México

Alondra "N", la menor que fue sacada de su escuela en Guanajuato por la policía y llevada a Estados Unidos, dijo que conoció la ciudad de Houston, Texas, y es bonita, pero que no se compara con estar con sus papás en México y que se aburrió un poco allá.

"Fui a Estados Unidos, está bonito y todo, pero no le llega a mis papás, porque lo más hermoso son ellos", dijo en entrevista con Manuel Feregrino para Grupo Fórmula.

El 17 de abril, agentes de la Interpol llegaron a una escuela de Guanajuato donde estudia Alondra "N" para cumplimentar un mandamiento judicial de la juez Cinthia Elodia Mercado, quien ordenó localizar y recuperar a la niña. La menor y su padre fueron traslados a un juzgado en Michoacán.

Una vez que llegaron al juzgado, Alondra fue notificada por la juez que iba a ser enviada a EU, pues existía la presunción de que había sido sustraída ilegalmente. Un día después y desde Houston, Texas, Alondra mandó un mensaje en el que pidió a sus padres que no se preocuparan, que solo le iban a hacer unos exámenes para saber si era hija de otra mujer, prueba que salió negativa. La niña regresó ayer a León, Guanajuato.

"Me llevaron a conocer la ciudad de allá de Houston, pero sí me aburrí, un poco nada más", dijo.

Alondra dijo que se había sentido "rara, extraña, porque yo no vivía allá, no sabía cómo era allá, nunca imaginé cómo era" y que el hicieron una prueba de saliva con un cotonete para comparar su ADN con el de la señora Dorotea, quien reclamaba ser su madre.

La prueba salió negativa, por lo que la Autoridad Central de EU devolvió a la menor a México para que se reuniera con su familia.

La señora Dorotea "me despidió bien, un poco triste porque no era su hija, pero yo desde el principio le dije que no era su hija", recordó Alondra.

A pesar de que estuvo seis días lejos de su casa en Guanajuato y que viajó a la ciudad de Houston, Texas, la niña dice que no le guarda ningún rencor a la señora Dorotea. "Yo sufrí y todo esto, pero yo no le guardo rencor por nada del mundo".

Por su parte, la madre de Alondra, Susana Núñez, dijo estar "muy contenta que está mi hija con nosotros" y que no perdió nunca la fe en que la niña regresaría a su casa.

Explicó que tiene mucho coraje con autoridades por haberse llevado a su hija. "Deberían de haber hecho todo como es la ley, como dicen que es la ley, si fuera como la ley no hubiera permitido que se llevaran a mi hija", dijo en entrevista con Manuel Feregrino para Grupo Fórmula.