Hoteleros de Acapulco piden que se impida el bloqueo de autopistas

La presidenta de la Asociación de Hoteles y Empresas Turística de Acapulco, Mariberta Medina, dijo que tienen una ocupación de 50%, aunque esperaban que fuera del 80% por la temporada.
Este miércoles, normalistas tomaron casetas de peaje rumbo al puerto de Acapulco solicitando 50 pesos de cooperación para dejar pasar a los automovilistas.
Este miércoles, normalistas tomaron casetas de peaje rumbo al puerto de Acapulco solicitando 50 pesos de cooperación para dejar pasar a los automovilistas. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Los hoteleros de Acapulco piden al gobernador de Guerrero y al gobierno federal que actúen para evitar que manifestantes bloqueen las autopistas que comunican al puerto y que haya protestas violentas.

La presidenta de la Asociación de Hoteles y Empresas Turística de Acapulco, Mariberta Medina, estimó que este fin de semana tendrán una ocupación de 50 por ciento, 30 por ciento menos que en otros años en la misma temporada.

"Lo que estamos viendo es que se aplique la ley por parte de la Presidencia de la República y del gobernador para con esta gente; que las carreteras y nuestra costera esté libre", dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Mariberta Medina dijo que hasta el momento no han platicado con integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de Guerrero (CETEG) ni con familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

Esto luego de que ayer, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Guerrero reportó una pérdida de más de 55 millones de pesos por las protestas que han ocurrido y pidieran una "tregua" a este movimiento.

"No está confirmada la plática con estas personas, la tregua, porque no tenemos ninguna certeza de seguridad del diálogo con estas personas; hay gente de golpe que está dañando Guerrero y Acapulco", dijo.

Explicó que para evitar que haya más cancelaciones, lo que están haciendo es cambiando las fechas.

"Esperamos que la ocupación sea mejor, que lleguemos a un 60 o 65 por ciento, pero dependemos de los actos de estas, con el simple hecho de decir 'vamos a bloquear', aunque no lo hagan, las cancelaciones se vienen en cascada", advirtió.

El director del proyecto Habla bien de Aca, Erick de Santiago, llamó a los padres y a la CETEG a ver la afectación económica en el estado que provocan las manifestaciones violentas.

Consideró que se debe realizar una mesa de diálogo con los manifestantes para mostrarles cuáles son las afectaciones a Acapulco, que, dijo, "es el motor económico del estado".

"Las marchas son un derechos, pero deben estar conscientes que dentro de las marchas hay grupos que son los que hacen estos actos de vandalismo", dijo en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

Previó que la situación en el puerto mejorará, "mientras no haya estos catos de violencia".