Histórico, primer matrimonio de personas del mismo sexo en Michoacán

La pareja tuvo que interponer un amparo ante la justicia federal, lo que permitió que tramitaran su unión ante el Registro Civil en la entidad.

Morelia

En una breve y sencilla ceremonia, este miércoles la juez de la segunda Oficialía del Registro Civil en Morelia, Carolina Orihuela, declaró formalmente unidas en matrimonio a Alejandra Banderas y Claudia López, que se convierte en un hecho sin precedentes en la historia de Michoacán.

En punto de las 14:00 horas, en un domicilio del Centro Histórico de Morelia, comenzó la ceremonia civil, a la que también asistió el director del Registro Civil, Cuauhtémoc Ramírez, quien explicó que ésta es la primera unión a nivel estatal, en el que dos personas del mismo sexo celebran el matrimonio y quienes a partir de ahora enfrentarán las mismas obligaciones y derechos como cualquier pareja heterosexual.

Una vez que el funcionario estatal explicó el preámbulo del acto civil, al que calificó como inédito, en Michoacán, la juez del Registro Civil, Carolina Orihuela, procedió a validar la información proporcionada por las interesadas y sus testigos, así como la obligación de constatar la voluntad de ambas mujeres de contraer el matrimonio sin presión o algún tipo de impedimento.

Sólo con la presencia de algunos amigos personales y los medios de comunicación, fue que se llevó a cabo el contrato nupcial, en el que la pareja está obligada a cumplir con las disposiciones legales, que establecen la prohibición y castigo a la bigamia y la poligamia, así como la obligación de fomentar el núcleo familiar como base de la sociedad.

De esta manera, la juez del Registro Civil, felicitó y deseó éxito a la pareja atípica en Michoacán, a quienes advirtió de los momentos difíciles que surgen tras la unión matrimonial y el esfuerzo que debe haber para conservar la unión basada en el amor entre ambas personas.

En todo momento, Alejandra de 24 años de edad y Claudia de 31, mostraron su entusiasmo por su contrato matrimonial, y el precedente que representan a favor de la comunidad gay en Michoacán, por lo que los aplausos y el tradicional beso de los recién casados, concluyeron con la primera ceremonia civil, entre dos personas del mismo sexo, en la entidad.

Es de señalar, que en el procedimiento jurídico de este matrimonio, se omitió la lectura a la epístola de Melchor Ocampo, que formalmente se lleva a cabo en las uniones entre personas heterosexuales.

Además, cabe recordar que una vez que la pareja interpuso un amparo ante la justicia federal, por considerar violatorio de sus garantías el Código Familiar de la entidad, en el que una jueza otorgó la medida cautelar, fue lo que permitió que la pareja lésbica, de inmediato, pudiera tramitarsu matrimonio ante el Registro Civil en la entidad.