Hay 200 unidades piratas circulando en Chilpancingo

El presidente de la Comisión de Transportes del Congreso local, Evencio Romero Sotelo, reprochó que los transportistas  se disputan rutas saturadas pero abandonan colonias marginadas. 

Chilpancingo

El presidente de la Comisión de Transportes del Congreso local, Evencio Romero Sotelo sostuvo que en Chilpancingo circulan por lo menos 200 unidades piratas, situación que generó la confrontación violenta del lunes pasado.

También, el diputado local por el Movimiento Ciudadano (MC), reprochó que las organizaciones que controlan al transporte público mantienen saturado el centro de la ciudad, pero se niegan a dar la cobertura correspondiente a las colonias marginadas.

Romero Sotelo lamentó que el gobierno estatal haya condenado la violencia del lunes entre las organizaciones que se disputan la supuesta operación de unidades piratas, sin embargo, no se indica claramente como se resolverá el problema de fondo.

Indicó que se hace necesaria la instalación de una mesa de diálogo, para efecto de hacer una revisión respecto a las manera en que se puede destrabar el conflicto que vivió un momento de crisis el pasado 20 de julio.

Reprochó que mientras se disputan las rutas que mantienen saturado el centro de la ciudad, le niegan la cobertura a las colonias más alejadas.

"Tenemos infinidad de documentos, que van formados por los habitantes de colonias que no son atendidas por ninguna unidad de transporte público", dijo el representante popular.

Pidió que se instale una mesa de trabajo con el gobierno estatal y las organizaciones de transportistas, para efecto de establecer mecanismos que permitan liberar un poco el congestionamiento que de manera cotidiana se vive en el centro de la capital de Guerrero.

Eso implica dar la cobertura en los asentamientos humanos que no son atendidos, porque son miles de ciudadanos que reclaman la apertura de rutas que les permitan la conexión con otros puntos de la ciudad.

Lamentó que el secretario de Gobierno, David Cienfuegos Salgado no haya buscado el contacto con los integrantes de la Comisión Legislativa de transportes para atender el tema de manera integral.

Reconoció que Chilpancingo registra la circulación cotidiana de por lo menos 200 urvan piratas, lo que no se atendió de manera oportuna y por eso es que se generó la violencia en el zócalo de la ciudad.

Ninguna unidad pirata cuenta con póliza de seguro, lo que deja en una situación de vulnerabilidad al usuario en caso de accidente. Tampoco hay un control sobre los chóferes y eso genera incertidumbre respecto a las condiciones en que se encuentran los operadores.

Recordó que el pirataje es una actividad ilícita, la que se puede sancionar conforme a derecho, siempre y cuando no se actúe de manera parcial.