Hallan piedra de sacrificio y pirámides con obsidiana en Teotihuacán

La zona prehispánica pertenece a la cultura Popoloca y aún no se abre al público. Cuenta con 30 pirámides ubicadas en una extensión de 60 hectáreas, sin embargo, podría ser mayor.

Puebla

Pirámides con incrustaciones de obsidiana conservadas con su aplanado original, una piedra de sacrificio intacta y diferentes piezas de la cultura Popoloca fueron encontrados en la zona arqueológica de Tehuacán Viejo.

La zona prehispánica que todavía no es abierta al público, cuenta con 30 pirámides ubicadas en una extensión de 60 hectáreas, sin embargo, podría ser mayor debido a que los Popolocas ocuparon territorios del sur del estado de Puebla, que comprende desde la actual población de Tepeaca hasta Coixtlahuaca en Oaxaca.

El investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Eduardo Merlo Juárez, aseguró que el sitio arqueológico de Tehuacán Viejo presenta pirámides que no requieren una reconstrucción para conocer su forma y color.

"Son pirámides perfectamente conservadas. Ahí los arqueólogos no tenemos que meterle de nuestra imaginación y poner cosas donde no había porque a veces mete uno la pata. Ahí están las pirámides con su aplanado original, con sus colores originales y hasta la piedra de sacrificios está en su lugar", comentó.

La zona arqueológica se ubica en el municipio de Tehuacán, en la parte alta de San Diego Chalma, entre las montañas que están en el lado oriente.

Actualmente, el INAH está trabajando en la exploración de la zona, por lo que, se descubrieron las pirámides y diferentes piezas, entre ellas, figuras de diosas y algunas de tamaño real.

"El INAH está trabajando en la exploración, por ellos, ya salieron las pirámides, salieron unas piezas arqueológicas que el Museo de Antropología e Historia palidecería de envía nada más de verlas, de tamaño natural, perfectamente, conservadas, son del periodo Posclásico, es decir, del siglo XIII, XIV y XV. Una figura mide 1.70 metros, otra un poco menos. Fueron encontrados unos portaestandartes verdaderamente impresionantes y la pirámide con incrustaciones de obsidiana. Eso es una verdadera maravilla", destacó Merlo Juárez.

Actualmente, la federación y el gobierno del estado de Puebla trabajan en la apertura de la zona arqueológica, por lo que, para el 2015 se planea la construcción de una carretera que brinde acceso y el desarrollo de un Museo de Sitio.

"Hasta que no se tengan las medidas de seguridad, no se abre. Imagínese, si se abre y no hay quien cuide, nos duran dos días el gusto y eternamente la tristeza. Fue la cultura Popoloca que habitó la zona sur del estado, casi no conocemos nada de ella. Una cultura muy fuerte, brava como ella sola porque era guerrera y se ve que de una tradición arquitectónica muy fuerte que no conocíamos", detalló el investigador.

La cultura asentada sobre Tehuacán Viejo tenía bajo su dominio a ocho señoríos menores, como Zapotitlán, Tepanco, Cañada de Morelos, Chapulco, Coxcatlán, Coyomeapan, Zotitlán y Eloxochitlán.

En el presupuesto 2015, el gobierno de Puebla tiene contemplada la construcción de la carretera a Tehuacán Viejo, obra que se desarrollaría con una inversión de 25 millones de pesos, como parte de los proyectos en busca de potenciar el turismo al conectar la zona con un museo regional del INAH.

La administración estatal se encuentra en proceso de recibir la autorización por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para abrir la zona arqueológica.