CRÓNICA | POR JIMENA CAMPUZANO

Hace años no sentíamos un frío tan terco: chihuahuense

Nevadas y lluvias por frente frío 21

Rodolfo Loya y su esposa, ambos de 84 años, viven en una casa de adobe en la que se protegen del frío con un "calentoncito de gas".

El frente frío número 21 afectará al Estado.
El frente frío número 21 continuará afectando al país. (Mauricio Contreras)

Ciudad de México

Los alrededores se pintan de blanco. El sol se oculta y el panorama luce gris. Son los efectos del frente frío 21 en el norte del país.

"Lo que sucede ahora sí ha estado bastante cargadito", reconoce Rodolfo Loya, habitante de Chihuahua.

Cada 15 días va con su esposa a surtir la despensa para evitar salir y enfrentarse al intenso frío que se ha registrado en dicha entidad.

Pasan los días y cada día es más frío, las condiciones no mejorarán. El sistema frontal 21 y un canal de baja presión generaron una nueva tormenta invernal, la cuarta de la temporada.

La pareja de 84 años se protege del frío con un "calentoncito de gas". Éste mantiene el calor en la casa de adobe en la colonia Guadalupe donde Rodolfo Loya y su esposa viven desde hace ya varios años.

"Uno ya está grande y lo siente ya más, hay la llevamos con el calentoncito de gas, pero sí ya se ha resentido mucho aquí en Chihuahua que ya hacía años que no estaba tan frío como ahora", comenta.

En la noche, los cobertores los abrigan y hacen que los efectos del frío en la casa "hecha a la antigua" no persistan.

"Simplemente tenemos un calentoncito de gas que es el que nos protege la casa y como son casas a la antigua, de adobe, hay la lleva uno más calientita, porque ya siendo de cemento, de ladrillos, son frías, ésta está hecha a la antigua", comenta con un tono alegre.

El sonido de la televisión es perceptible mientras se desarrolla la conversación, en la que el recuerdo de la última nevada fuerte en Chihuahua se hace presente.

Pareciera que no han transcurrido los años, pues el hombre de 84 años recuerda muy bien lo ocurrido en aquel tiempo.

Aquel hecho se remonta a 1958, cuando el nivel de la nieve alcanzó unos 30 centímetros "y poco a poco se fue deslindando y hasta este año (2013) se ha resentido nuevamente un frío muy terco, muy duro", indica.

Las condiciones meteorológicas actuales han causado nevadas y lluvias que han afectado principalmente a los municipios de Chihuahua que se ubican en la Sierra Madre Occidental.

El pronóstico de la Comisión Nacional del Agua advierte que esas condiciones persistirán por la presencia del frente frío 21 y un centro de baja presión sobre el norte del país, combinación que dio como resultado una nueva tormenta invernal.